Joshi

Joshi

Lee su historia en "Relatos"

Buscador

© Derechos de copia

Los derechos de reproducción de los artículos pertenecen a Migato y a sus autores, excepto en el caso de los artículos extraídos de otros sitios, cuya fuente se indica.

Si quieres publicar alguno de estos textos, indica el autor y la fuente y, por favor, comunícanos tu deseo de reproducirlo a la dirección que hay al pie. Tu web no va a ser menos valorada por ello, al contrario.


Inicio » Artículos generales » El romanticismo que ronronea y hace miau, miau

El romanticismo que ronronea y hace miau, miau

Precioso reportaje aparecido en el diario barcelonés Avui el 1 de septiembre de 2003, obra de Francesc Canosa, y que reproducimos traducido del original catalán. Entre los cinco sitios de Internet que se citan a modo de referencia, aparece Mi Gato como único de carácter no institucional. Este fue nuestro debut en la prensa española, por lo que sabemos, modesto pero no por ello menos importante. Todo un honor que nos hicieron el autor del artículo y el Avui. La primera referencia a Mi Gato en la prensa internacional, según los datos de que disponemos hasta ahora, apareció en El Mercurio chileno el 6 de agosto de 2003.


Cada vez hay más gente que escoge un gato como animal de compañía. Dicen que da menos trabajo que un perro. Para los aficionados son inteligentes y dan afecto a quien lo necesita. Unos románticos que quieren estar solos pero que no pueden.

El hombre siempre está solo cuando tiene que elegir. Ésta de ahora puede parecer una elección banal pero no lo es. Se trata de una de las metáforas que más se utilizan para explicar las rivalidades existenciales: ¿perros o gatos? La respuesta no es únicamente un animal de compañía. Aquí elegimos entre la dependencia o la independencia. Los aficionados dicen que cada vez más gente opta por los gatos debido a nuestro trepidante ritmo de vida. Los felinos no nos ligan tanto como los perros: combaten con maullidos y ronroneos cualquier soledad. Tienen fama de ariscos y traidores. Pero también de inteligentes y astutos. Al gato se le puede aplicar lo que se dice de los catalanes: si consigues hacerte amigo suyo lo será para toda la vida. El gato combina seny i rauxa [sensatez y arrebato], lo cual es toda una interpretación de la realidad. Por ello son los primeros en saber qué pasa en casa. Juegan a ser duros cowboys solitarios, pero en el fondo son Robin Hoods que dan afecto a quien lo necesita. Quizás son los últimos románticos: quieren estar solos, pero no pueden, igual que sus amos.

Los gatos de Daniel Sánchez han abandonado el idealismo. Ahora se han pasado al realismo. "Mis gatos abren el grifo y beben agua, cuando acaban lo cierran. También saltan al pomo de la puerta, se apoyan en él y la abren", según explica este representante de una empresa textil, que añade que todavía no cierran la puerta. Estas pericias domésticas se las enseñó a los primeros gatos, los que vinieron luego las han aprendido de los otros. Tiene seis en su casa, y nueve en casa de su madre. Fue un amor a primera vista, y desde pequeño ha tenido más de treinta. No cabe la infidelidad: "Un perro se tiene para tener un animal al lado. El gato es un reto, tienes que ganarte su confianza, y si no lo consigues pasa de ti". Para él son cómplices de una misión denominada compañía. Cuando abre la puerta de casa les dice hola. Ya le están esperando detrás. Es la contraseña. "Es un animal que observa el estado psicológico de la persona, te da la compañía cuando la necesitas", analiza Daniel. Se han abierto las deseadas, pero pesadas, puertas de acceso: los gatos hacen que se olvide del trabajo, de la rutina. La suya es una combinación secreta imborrable: "A mí todos me han nacido encima de la cama, me han visto desde el primer día, es como si fueras su padre o su madre". No es extraño que beban del grifo o abran puertas, es su casa y tienen la llave confidencial: el afecto.

Los gatos de Susana Palacios están acostumbrados a cambiar de casa. Ahora tienen medio bigote en Madrid. Así se entiende que esta gerente de empresas de restauración reconozca que los humanos "somos sus gatos mayores, porque te copian lo que haces, se copian entre ellos, lo aprenden todo". Han aprendido a viajar y a mudarse de domicilio. Mirándose en el espejo del hogar el reflejo que más le fastidia es que digan que son huidizos: "¡De la manera que llegan a absorber tus sentimientos! Yo paso todos los ratos que puedo con ellos, incluso evito salir de casa". Conscientes de cuál es el amor verdadero, se libran de su narcisismo de espejo: "Lo noto, porque están más comunicativos y perceptivos", expresa Susana triunfalmente. Y en el espejo ya hace rato que nace una imagen: "Es como tener hijos, los gatos te salen según los educas". Una familia que no dimite de ser familia.

Marta Bastino tiene nueve gatos. "No son un animal, son uno más de la familia", reconoce esta trabajadora de una empresa de producción artesana. Admite su potestad: "Es que son como un hijo, hacen miau, y ya sabes qué quieren", exterioriza maternalmente. Realiza los esfuerzos, poco conocidos, de las madrazas, e incluso no se va de vacaciones: "Paso la mayor parte del tiempo con ellos, te dan mucho afecto". Pero los hijos siempre proporcionan algún disgusto. Este día llegó cuando tenía un perro y un gato. El minino se volvió perro: copiaba las actitudes caninas. No le gustó nada. Ahora los gatos se han recuperado de aquel trastorno de personalidad. Y hacia las ocho de la noche enloquecen: empiezan a correr arriba y abajo. Es la chiquillería que se divierte en la fiesta del marramiau.

La terapia de los maullidos

Muchos aficionados no tienen bastante con los maullidos domésticos. Se dedican a la cría de gatos con pedigrí. En Cataluña, según la Associació de Medicina Felina de Catalunya, hay unos 4.000. Normalmente los aficionados se especializan en alguna de las 32 razas reconocidas, van a concursos y ganan premios. Pero con los gatos la mejor terapia es el sencillo miau, miau. Como lo escucha Manuel Borraz, un empresario que además es presidente de la Associació Felina de Catalunya. "Cada vez hay más gente que prefiere al gato respecto al perro. Por nuestro ritmo de vida el perro tiene más obligaciones y el gato es más autónomo". El gato, famoso por tener siete vidas, ahora está enterrando una: la reputación de arisco. "Te dan todo el afecto que necesitas. Tener un animal al lado y escuchar como ronronea es una satisfacción muy grande, es un animal para combatir la soledad", expresa Manuel, que tiene diez gatos afectuosos en casa. De hecho, en Cataluña, ya existen residencias de la tercera edad que disponen de gatos para aliviar la soledad de las personas mayores.

Pero a los aficionados la terapia se les mueve por casa. "Se trata de una terapia fantástica para el estrés. Es tener un regalo: para la relación, la comunicación, la dependencia entre ambos", se relaja al decirlo Montse Lamas. Ella conoce la compañía del miau, miau. "Sabes que llegas a casa y que alguien te está esperando, y esto es importante hoy en día", reconoce esta empresaria, que forma sociedad con seis gatos. Es un trabajo cooperativo y con superávit de beneficios: "Peinas a los gatos mientras tú te relajas. Los vas peinando y están delante tuyo, hay una conexión entre ti y el animal". Un hilo invisible, un hilo que el poeta no vio, porque aquí la distancia no es el olvido. "Cuando permaneces muchos días fuera de casa se deprimen, tengo uno que no come", recita Montse, melancólica. El romanticismo maúlla y hace maullar.


Direcciones

  • Associació Felina de Catalunya - www.asfec.com
  • Asociación Felina Española - www.asfe.net
  • Mi gato - www.migato.net
  • World Cat Federation - www.wcf-online.de
  • The International Cat Association - www.tica.org

Francesc Canosa. Diario "Avui". Barcelona, 1 de septiembre de 2003
Traducción de Jordi Casanovas

natty_tote ha hecho este comentario en fecha 22/01/2010 14:50

q lindo relato....
mi gato lo crie desde los dos meses estab recien aprendiendo a caminar...
ahora esta muy enfermo por q lo atropellaron peor se q si muere voy a tener su amor siempre.... simplemente por q lo quiero mucho y el ami...:(

Comenta el artículo

Por favor, NO HAGAS CONSULTAS. Esto no es un foro ni un mensajero y nadie te va a contestar. Si necesitas ayuda o consejo, dirígete a los foros de Migato o directamente a un VETERINARIO. Este formulario se destina exclusivamente a COMENTAR el artículo que ves arriba. DESCARTAREMOS cualquier otro tipo de intervención, así como los mensajes ofensivos y groseros.

* = campo requerido

:

:

: