Rufito

Rufito

Lee su historia en "Relatos"

Buscador

© Derechos de copia

Los derechos de reproducción de los artículos pertenecen a Migato y a sus autores, excepto en el caso de los artículos extraídos de otros sitios, cuya fuente se indica.

Si quieres publicar alguno de estos textos, indica el autor y la fuente y, por favor, comunícanos tu deseo de reproducirlo a la dirección que hay al pie. Tu web no va a ser menos valorada por ello, al contrario.


Inicio » Conócele mejor » Tigres domésticos: gatos rayados, manchados y moteados

Tigres domésticos: gatos rayados, manchados y moteados

El gato atigrado es el gato por excelencia, el ejemplar más característico de felino doméstico, y en el que se muestra con mayor claridad su herencia salvaje. Lo que convierte a un gato en atigrado son los dibujos de su manto, pero también las bandas de distinta tonalidad de cada pelo individual, que se pueden apreciar observando detenidamente las zonas más claras de un gato a rayas o manchas.

Según los expertos, el gato doméstico moderno se desarrolló a partir del gato montés o salvaje africano (Felis lybica). La coloración típica del gato salvaje es un patrón oscuro de rayas que se superpone a un fondo de un gris no homogéneo. Este sigue siendo también el manto más habitual en los gatos domésticos: una coloración desigual, en la que sobre una base de color gris no uniforme se dibujan rayas, manchas, motas… Son los gatos atigrados, llamados tabby en inglés. La palabra “tabby” se cree que deriva de “atabi”, un tipo de tejido rayado proveniente de Bagdad. La herencia salvaje es persistente: incluso los gatos de colores sólidos llevan consigo la carga genética del patrón rayado, enmascarada por mutaciones que impiden su expresión.

El patrón atigrado es resultado de dos genes:

-el gen agutí (A), denominado así en honor de un roedor sudamericano, produce una coloración no uniforme en cada pelo individual, formando bandas de pigmentación más fuerte y más suave.
-El gen T, determina el diseño del dibujo que se superpone al fondo, en rayas, manchas o motas.

El gen agutí permite la pigmentación total cuando el pelo empieza a crecer, luego la ralentiza para volver a permitirla de nuevo. Como resultado, cada pelo presenta bandas en las que va cambiando la intensidad de la coloración.

Cuando el gen agutí A salvaje es sustituido por su mutante recesivo a no agutí, el pigmento se distribuirá uniformemente a lo largo de cada pelo, de tal forma que los gatos presentarán colores sólidos. Sin embargo, en el caso de los gatos rojos y cremas, la acción del gen recesivo no agutí no es completa y siempre tendrán un atigrado aunque sea muy leve.

La disposición del dibujo sobre el fondo agutí es resultado del gen T. Independientemente de los diferentes patrones que responden a variaciones de T, todos los atigrados presentan, en mayor o menor grado, rayas en patas y cola, la punta de la cola oscura, la típica "M" en la frente, una lista a lo largo de la columna vertebral y líneas que nacen del borde lateral de los ojos. Hay cuatro tipos comunes de patrones atigrados, con diversas variaciones individuales:

-Atigrado rayado o jaspeado [mackerel tabby], está determinado por el gen salvaje T y presenta una disposición en “rayas” formadas por pelos completamente negros que parten de la columna vertebral (marcada por otra raya negra) hacia el estómago. El resto de variedades de atigrados son mutaciones del gen salvaje. T.
-Atigrado a manchas [classic or blotched tabby] (tb o mc), las rayas negras se intensifican, ensanchan y juntan formando espirales oscuras o manchas. Suelen tener más de una línea recorriendo el lomo de la cabeza hacia la cola.
-Atigrado abisinio [abyssinian tabby] (Ta), no presenta rayas o manchas en el cuerpo, a excepción de algunas tenues en las extremidades, la cola y la cara. El resto del manto está formado por la típica coloración a bandas agutí.
-Atigrado moteado [spotted tabby], presenta manchas uniformes en los laterales del cuerpo, como en los leopardos. No se conoce bien si se trata de otra mutación distinta del gen T, aunque más bien se tiende a pensar que es el efecto de una modificación del patrón rayado o manchado producido por un factor que “rompe” las líneas y manchas limitando su expresión a motas.

Los genes que controlan la expresión del atigrado y sus diferentes patrones se combinan con el resto de genes responsables de la variación de color en los gatos, produciendo atigrados grises y negros, marrones y negros, naranjas y cremas y todas sus versiones diluidas en tonos azules y cremas. Los atigrados rayados y manchados en tonos grises y marrones reciben también el nombre de "gatos romanos". Todos estos mantos pueden aparecer también en combinación con el blanco. Cuando el gen agutí se expresa en gatos negros y rojos, tendremos tortugas atigrados o tricolores calicó atigrados (en combinación con blanco). Estos gatos serán hembras en su mayoría (véase más abajo el artículo “Gatas de colores: tricolores y tortugas”). Otras variaciones dentro de los gatos atigrados dependen del tipo de bandeado del pelo del fondo. La banda agutí puede, por ejemplo, ser más ancha y presentar únicamente color en la punta, produciendo atigrados plateados o dorados.

Contribución de Marta González

Paola ha hecho este comentario en fecha 25/11/2010 23:49

Muy buena contribución Marta, muchas gracias!!!

angela ha hecho este comentario en fecha 04/02/2011 19:44

son super bonitos

Comenta el artículo

Por favor, NO HAGAS CONSULTAS. Esto no es un foro ni un mensajero y nadie te va a contestar. Si necesitas ayuda o consejo, dirígete a los foros de Migato o directamente a un VETERINARIO. Este formulario se destina exclusivamente a COMENTAR el artículo que ves arriba. DESCARTAREMOS cualquier otro tipo de intervención, así como los mensajes ofensivos y groseros.

* = campo requerido

:

:

: