Joshi

Joshi

Lee su historia en "Relatos"

Buscador

© Derechos de copia

Los derechos de reproducción de los artículos pertenecen a Migato y a sus autores, excepto en el caso de los artículos extraídos de otros sitios, cuya fuente se indica.

Si quieres publicar alguno de estos textos, indica el autor y la fuente y, por favor, comunícanos tu deseo de reproducirlo a la dirección que hay al pie. Tu web no va a ser menos valorada por ello, al contrario.


Inicio » Salud gatuna y humana » Una experiencia sobre lipidosis hepática

Una experiencia sobre lipidosis hepática

Gemma nos cuenta en este artículo su experiencia acerca de la lipidosis hepática felina, y cómo consiguió que su gato volviera a comer.

Hace ocho meses mi gatito enfermó de fluye, por lo que tuve que ingresarle dos días para que le limpiaran mediante sonda la obstrucción que le impedía orinar y le deshicieran los cálculos. A raíz de esto dejó de comer, lo que le ocasionó una lipidosis hepática felina. Estuvo ocho días sin comer y perdió dos kilos, estaba triste, apenas se tenía en pie y el tercer párpado le abarcaba casi todo el ojo.

Hay que darle de comer poca cantidad y muy a menudo. Usa una jeringa pequeña y dale la comida muy batida en ella. Hay que darle algo muy calórico para que el hígado deje en paz su grasa acumulada y coja la energía de la ingerida. Yo le di una latita de paté del barato de textura rosada y batida en tomas de jeringa pequeña cada media hora, le abría la boca y la introducía un poco onda mientras le sonaba una bolsa o le ponía algún objeto para oler. Así comía muy bien. Hay que procurar ser dulce y mimosa y que no vomite lo ingerido. El segundo día le di potito de bebé de merluza, cada media hora y poquita cantidad. Por la noche hay que dejarlo descansar y no darle ninguna toma. Tercer día mitad potito mitad paté. Cuarto día jeringa mediana, potito sólo. Quinto día paté y potito. A partir del séptimo día jeringa grande cada hora, paté y potito e irle ofreciendo su pienso y agua, no olvidéis de ofrecérselo desde el primer día.

Mi gato se salvó gracias a esto. No os rindáis y luchad antes de decantaros por la sonda gástrica. No olvidéis que la paciencia y el cariño es primordial. Espero que os ayude. Mucha suerte. Ah, mi gatito comió sólo al doceavo día.

Gemma

Tere ha hecho este comentario en fecha 14/06/2015 14:33

El martes 02/06 mi gato ingresó a la vet muy decaído, le hicieron análisis de sangre y ecografía y nos confirmaron que tiene Lipidosis hepática. Quedó internado con una sonda por la nariz para poder alimentarlo. Tiene 7 años y pesa casi 8kg, dejó de comer en casa y su hígado se enfermó. Luego de 9 días internado en la vet, sin notar mejorías y estando muy estresado, los vet dijeron que había que ponerlo a dormir. Fuimos con mi novio a despedirnos por la noche y mi gatito me miró y logró ponerse de pie por 1era vez en días. Ronroneó y me acarició la mano con su carita. Decidí seguir intentándolo, los vet me explicaron que no tenía sentido, que su situación es muy grave, pero insistí y hace 2 días le pusieron la sonda que va del esófado al estómago y lo trajimos a casa. Lo alimentamos cada 3hs con Ensure (no el plus xq tiene muchas proteínas), le inyectamos ranitidina cada 12hs,también le pasamos x sonda L-Carnitina cada 12hs junto al antibiótico tmb cada 12hs. No vemos ninguna mejoría aun, pero leer sus experiencias me da aliento. Estamos mimándolo muchísimo y seguiremos intentándolo. Al principio sentimos que era cruel obligarlo a vivir si él ya no quería sufrir con sondas y pinchazos, pero leyéndolos se que con amor y paciencia lo puede superar y volver a sentirse bien. Me fue muy útil conocer sus experiencias para decidir seguir adelante. Gracias

Bruno ha hecho este comentario en fecha 19/06/2015 18:35

Hola, ojalá mi experiencia ayude a alguien. Mi Coca era obesa, pesaba 5 kg y segun el veterinario su peso ideal era 3kg. La adopté hace poco mas de año y medio, ya con 16 años de edad.
La puse a dieta segun recomendacion del veterinario, toda su vida habia comido sin limites. ES MUY IMPORTATE, una causa de estres es hacer este cambio de comida ilimitada a racionada de golpe. Y sin saber ni instruirme asi fué.
Al cabo de 2 meses la ración aumento a la recomendada para gatos de 3kg. pero siguió bajando de peso y a veces vomitaba.
Gracias a mi desidia estuvo asi mas de un mes hasta que la llevé al veterinario. Me dijo que le diera de comer lo que quisiera, y le di un alimento para gatos con estomago sensible, tambien alimento enlatado tibio. Poco a poco perdió el interes por todo tipo de comida, asi empecé a alimentarla con jeringa, un batido con muchas vitaminas y nutrientes. Eso fué hace 8 dias. Subi la cantidad y una vez vomitó. Apenas podía caminar, una noche desperté y estaba tirada sobre su bandeja de piedritas. La pobre quiso orinar donde debia pero le falto fuerzas para salir.
Hace dos dias vomitó el alimento con jeringa y solo le di agua.
Ayer llegué de mi trabajo con la resolución de llevarla al veterinario y sacrificarla, no fué necesario pues ya estaba muerta.
La culpa que siento desde ayer es indescriptible, ir a trabajar con todos estos pensamientos es muy dificil, sinceramente me odio.
Sé que una gata de 17 años vivió mas que la mayoria, pero estoy convencido de que si la hubiese llevado a tiempo todavia estaria conmigo.
No tengo consuelo, recien anoche leí en profundidad sobre que era y como se manifestaba la lipidosis hepatica. Y desde entonces mi sentimiento de culpa no me abandona.
Gracias por leer, es catarsis para mi. Te amo Coca.

beatriz ha hecho este comentario en fecha 13/07/2015 10:00

Buenos días, solo queria daros las gracias porque me habeis dado esperanzas que no tenia. Mi gata no ha parado de comer en ningun momento, pero los analisis los tiene fatal. Darle la medicacion es una lucha, pero gracias a este foro, tengo fuerzas para seguir y confiar en que se recupere. Muchísimas gracias de corazon.

Sete ha hecho este comentario en fecha 17/07/2015 20:07

Lo primero un abrazo fuerte para Bruno y todos/as los que hayais terminado perdiendo a vuestro gato/a. Mi pareja y yo llevamos una semana con todos estos sintomas con Chicle (le pusimos asi por pegajoso y cariñoso). Apenas tiene un año es muy joven, y nos extraño el fin de semana verle tan delgado y observamos que no comia nada (duerme fuera de casa, no lo tenemos dentro, pero esta castrado y no se va, siempre esta por el jardin). La veterinaria lo sondó con antibioticos para 15 dias el pasado lunes y nos dijo de darle de comer con la jeringuilla y obligarle. Decia que tenia las encias muy mal y que por eso no comia, porque le dolia y qie es comun en los gatos, que no tiene solución conocida aun y que es crónico. La visita, internamiento durante la mañana y medicinas fueron 149€. No pensamos en el dinero, queremos que este bien, pero vemos que por nuestros horarios de trabajo (solo volvemos a mediodia y por la noche) eso de estar alimentandolo cada dos o tres horas va a ser complicado. Mi mujer esta muy triste porque dice que le ha cogido mania, que tal como la ve huye, porque sabe que va a darle la pastilla (durante 40 dias) y la jeringuilla. Es desesperante y muy triste. Parece que quiere autodestruirse, no lo llego a entender, preferir no comer y morir...ya debe de sufrir el pobre. Espero que con todo lo leido algunos de los consejos nos ayuden a sacar a Chicle adelante. Suerte a todos/as con vuestros gatos/as...

Sete ha hecho este comentario en fecha 07/08/2015 13:06

El pasado 31 de Julio Chicle nos dejó. Tuvimos que dormirlo en el veterinario porque ya estaba sufriendo mucho...perdimos la batalla. Ha sido un palo muy gordo, mi mujer esta mejor pero le afectó mucho, y aún la noto en ocasiones triste por recordar momentos y situaciones con Chicle. No perdais la esperanza y tratad por todos los medios de salvarle, merece la pena intentarlo todo. Un abrazo

"Parece que fue ayer, cuando apareciste en el jardín mojado, destartalado, con los bigotes mirando cada uno para un lado, el rabo torcido en la base, maullando de hambre y frio…magullado. Fue hace casi año y medio... por tu tamaño tenias unos 5 o 6 meses, la edad de tus hermanas y hermano a posteriori, quizás un poco mas joven, ellos te bufaban junto con Missy, su madre, eras un extraño en su terreno, no entendían que estabas hambriento y desesperado por encontrar un hogar, y en principio Caro y yo te asustamos un par de veces, no podíamos quedarnos con todos los gatos que saltaran el muro en busca del cuenco de comida y agua, pero nos ganaste el corazón, por cabezota, por pegajoso, cariñoso, mimoso, por ser…Chicle, ese tenia que ser tu nombre.

No puede darme mas alegría y consuelo el pensar que si en ese tiempo, no te hubiéramos aceptado, hubieras acabado con tu vida mucho antes, seguramente de mala manera (porque ya venias defectuoso de fábrica macho...) y sin haber sentido siquiera el cariño y amor que te dimos. Pero lo maravilloso es que tu nos diste mucho más Chicle, junto con tu madre adoptiva (que caña te daba puñetero, bien firme te tenía…) hermanas y hermano, abriste una puerta que teníamos cerrada y no pensábamos que fuésemos a abrir nunca, la del increible mundo de los gatos. En la vida pensé que podría coger un gato en brazos, acariciarlo y hasta darle besos…impensable para mi, al igual que para ti Carolina. Yo llegaba a odiarlos, desconfiaba plenamente de ellos, pero tu especialmente nos abriste los ojos, al igual que tu "mami" Missy, mas buena que un pan, pero con su caracter...

Acabas de irte Chicle, y ya te echamos de menos. Hoy cuando volvamos del trabajo no estarás detrás de la puerta esperando, no te limpiaras las uñas en las ruedas del coche sabiendo que la goma esta caliente y blandita, no te tumbarás bocarriba a nuestros pies para que te rasquemos la barriguita con esa manchita canela y haciendo ese ronroneo que relaja tanto…Como dices tu amor mio, "siempre se van los mejores" y Chicle era eso, el mejor gato, el mejor amigo y el mejor compañero...

Hoy es un dia muy triste, un dia de segunda luna llena en el mismo mes, un dia singular, que nos hará recordarte especialmente cada vez que la veamos redonda en el cielo, como esa barrigota o esos ojos con las pupilas dilatadas a lo gato con botas de Shrek. Gracias Chicle por este corto pero intenso y provechoso viaje junto a ti....Te queremos y no te olvidaremos, ahí estará la luna llena para recordárnoslo... Descansa en paz pegajoso, y que encuentres a otros que te rasquen la barriga, estes donde estes...."

"Nadie lo entiende hasta que lo tiene. Un gato..arisco, independiente y malage. Asi lo ve mucha gente. Pero son increibles. Mimoso, jugueton, cariñoso, noble, atento, gracioso... Y justamente Chicle( mi pegajoso compañero) era eso y mucho más. Es uno de los animales mas nobles que han pasado por mi vida (mas quisiera mas de un humano ser asi). Yo creo que aparecio como un angelito, escacharrao pero un angelito. No lo queriamos pero se esforzó al máximo para que le tomaramos cariño nosotros y el resto de mis peques gatunos. Se esforzó tanto, que acabó siendo de la familia, ya no se le consideraba el adoptado. Verle cada dia en la ventana para darnos los buenos dias, llegar a casa y que corra a tus pies a darte mimos, y no despegarse de tus piernas mientras tiendes la ropa, hace que te sientas taaaan bien. Me dio mas de lo que yo le di. Jamas pense que un bichito asi, podia llenarme tanto el corazon. No es justa la vida, se lleva siempre a los buenos. Y Chicle llevaba puesto el numero uno... todo el mundo me decia que era increible, especial. Incluso las veterinarias se quedaron alucinadas de lo noble que era... Te quiero mi niño, mi peque, mi gordito, mi peluche..."

Alina ha hecho este comentario en fecha 16/08/2015 18:09

Aquí os dejo mi experiencia en la URL con una nota de Facebook que voy actualizando.

Os copio el texto aquí:

Mi experiencia con la Lipidosis Hepática Felina

Como muchos ya sabéis, tengo tres gatos: Bruce Wayne, Selina Kyle y Bowie, cada uno con su personalidad, sus manías, sus rutinas, sus caprichos y su forma particular de comunicarse. Y sí, puede que tras leer la frase anterior, algunos de vosotros penséis que me he convertido en una loca de los gatos. Sin embargo, no me avergüenzo de ello, pues es posible que esa “locura”, esa empatía que tengo con ellos, haya hecho que me diera cuenta a tiempo de lo que Bruce me estaba comunicando y él siga aquí conmigo. Por eso hoy quiero contaros mi experiencia con la Lipidosis Hepática, principalmente como un modo de ayudar en su prevención y curación, aunque quizás también como una forma de desahogarme tras una semana de días complicados y noches sin dormir.

Con la ola de calor, mis tres peludos comenzaron a estar un poco más aplatanados que de costumbre y a comer un poco menos, sobre todo el pienso, algo que es bastante normal en la época estival. Así que procuré reforzar la comida húmeda -que además aporta hidratación- y estar muy pendiente de que nunca falte agua fresca por toda la casa. Sin embargo, y a medida que el calor no remitía, empecé a notar que Bruce comía cada vez menos, algo evidente en el hecho de no acabar su cuenco de comida húmeda, que habitualmente rebaña con la lengua hasta que no queda ni una miga. Entonces empecé a sospechar que algo no iba bien, sobre todo cuando Bruce no cumplió con nuestro pequeño ritual mañanero, rechazando ese poquito de jamón york que les doy uno a uno mientras ellos maúllan como si fuera el último trozo de comida sobre la tierra y yo me hago el café. Tampoco atinó siquiera a olfatear la latita de mousse que le ofrecí acto seguido para comprobar mis sospechas. Así que no lo dudé ni un segundo y salí con él para la veterinaria. Allí Ainhoa, nuestra doctora de la Clínica Arco Iris, me comentó que lo veía un poco amarillo, algo que corroboró al mirarle el paladar. Entonces me dijo que había que hacerle una analítica, aunque seguramente se trataba de una Lipidosis Hepática. El diagnóstico fue corroborado por una ecografía: el hígado de Bruce estaba ligeramente más grande y blanquecino de lo normal.

No voy a entrar en muchos detalles técnicos sobre la lipidosis, una enfermedad bastante común en los gatos caseros y con un alto índice de mortalidad. Aparece cuando un gato deja de comer, ya sea poco a poco –hiporexia- hasta llegar a la anorexia total o de un día para el otro. En cuanto el gato deja de alimentarse, su cuerpo comienza a tirar de sus reservas de grasa, produciéndose así la lipidosis o el hígado graso. Esto puede ocurrir en cuestión de horas, de ahí que sea importantísima su detección temprana pues, sin tratamiento, es una enfermedad totalmente mortal. La importancia de la analítica es para diferenciar una lipidosis secundaria de una idiopática. La primera se produce porque hay una enfermedad subyacente (yo estaba bastante tranquila porque, según la ecografía, el páncreas, el estómago y los riñones de Bruce están bien) y la segunda se da simplemente porque el gato ha dejado de comer, probablemente por estrés (ausencia del dueño, nueva mascota o miembro en la casa, cambios de rutina, etc.) o por calor (algunos gatos dejan de comer por encima de los 32°). La analítica de Bruce sólo presentó desviaciones en los parámetros correspondientes al hígado, confirmando así el diagnóstico de Lipidosis Hepática Felina Idiopática.

El problema con esta enfermedad es el círculo vicioso que genera: producida por la anorexia del gato, éste, al sentirse mal del hígado, es incapaz de volver a comer. Un círculo que hay que romper para que el gato puede superar la enfermedad, pues no hay otra cura más que el hecho de que el gato vuelva a alimentarse.Y aquí viene lo que realmente os quiero contar: mi experiencia con el tratamiento, pues la información en los foros –además de bastante desesperanzadora en general- es del todo errónea en cuanto a la forma de tratarla.

El tratamiento consiste en la alimentación forzada, pues –como he dicho-, la enfermedad sólo se supera comiendo. Así que lo primero es estabilizar al gato (suero, electrolitos, vitaminas y otras cosas de las que se encargará el veterinario) y comenzar a alimentarlo con una jeringuilla cada períodos de tiempo que variarán según el peso y el estado del gato. En el caso de Bruce, comenzamos con una frecuencia de alimentación por jeringuilla cada dos horas. Además, pasó los primeros días de la enfermedad ingresado de día en la veterinaria, donde le administraban suero y medicamentos, y volviendo a casa por las noches. Unas noches largas en las que no pegué ojo y terminé con bastante arañazos. Y es que hay gatos que toleran que se los fuerce a comer, pero hay otros a los que les resulta tremendamente estresante (quienes tengan gatos, sabrán cuán negativamente los afecta el estrés y la ansiedad).

Así que, al segundo día de negarse a comer incluso con la jeringuilla, devolviendo la mitad de lo que le metía, Ainhoa lo dejó muy claro: era hora de ponerle una sonda esofágica. Durante mis noches sin dormir, leí en muchos foros que había que tener paciencia y evitar la sonda a toda costa (sobre todo por el riesgo que supone sedar a un gato enfermo), así que tuve que tomar la decisión confiando en el criterio de Ainhoa y dejando mis miedos de lado. Y os puedo asegurar que la situación ha comenzado a mejorar desde que Bruce tiene su sonda puesta. Es más fácil alimentarlo y darle la medicación, sin tener que sujetarlo o envolverlo en una toalla, sin arañazos, sin que eche la mitad fuera y, sobre todo, sin ningún tipo de estrés para él. Lo importante es que el gato no tenga pérdidas, lo que implica básicamente que no vomite. Obviamente, en esta situación de nutrición artificial, las cacas no son solidas, pero es muy importante que el gato haga sus necesidades y entender que durante un tiempo tanto la orina como las heces tendrán un color amarillento debido al mal funcionamiento del hígado (no siempre apreciable en el cajón de arena).

Otra cosa importante a tener en cuenta es el tipo de alimento. Si bien la lipidosis no plantea ninguna restricción dietética (lo importante es que el gato coma, LO QUE SEA, pero que coma), he leído por ahí a gente que recomienda darles paté para humanos, potitos de bebé de merluza o, simplemente, comida húmeda normal y corriente. Eso no le hará mal al gato, pero estamos ante una enfermedad complicada, por lo cual os recomiendo aceptar el consejo del veterinario. Lo mejor es que le demos algo que aporte TODO lo que el gato necesita para superar esta etapa crítica, como ciertas latas específicas de contenido hipercalórico para la recuperación canina y felina como A / D de Hill’s y Recovery de Royal Canin.

Sabiendo todo esto, es importante tener conciencia de la gravedad de la enfermedad y prepararnos mentalmente para sobrellevarla. Cogida a tiempo, las posibilidades de curación están entre el 60 y el 80%, y el tiempo para que el gato comience a comer por sí mismo oscila entre 2 semanas y 2 meses. Así que hay dos factores que, junto con la comida, van a ser primordiales durante todo este período: el amor y la paciencia. Sobre todo esta última. Tras haber llorado lo inimaginable y haberme frustrado más de una vez por algún que otro vómito o por tener que meterme debajo de la cama para alimentar al gato, he aprendido que todo mi estrés es absorbido por Bruce y eso no hace más que empeorar y ralentizar la curación. Y es que es más que probable que alguna vez el gato vomite tras alimentarlo, que se esconda en los sitios más recónditos dela casa y que huya de nosotros al vernos con una jeringa en la mano. Generalmente, ello no es más que una manifestación del estrés y el recuerdo traumático de la alimentación bucal forzada con jeringuilla. Además, si el gato estuvo ingresado es posible que, al volver a casa, sea incapaz de identificar sus “marcas”, sobre todo si convive con otros gatos. Por eso también es importante considerar el uso de feromonas felinas sintéticas, como Feliway, que lo ayudarán a relajarse durante este período crítico.

Antes de finalizar, no quiero dejar de mencionar la importancia vital que ha tenido para Bruce y para mí el equipo humano de la Veterinaria Arco Iris. Y eso es algo que quiero remarcar porque la gente suele escribir reseñas en Internet para contar sus experiencias malas con los sitios, siempre filtradas por su propia subjetividad y caso específico. Sin embargo, son pocos los que reconocen el papel fundamental que un buen veterinario desempeña en la recuperación de un peludo. Pero, y sobre todas las cosas, quiero destacar la profesionalidad de Ainhoa, quien, desde el primer momento, no dudó un segundo de que se trataba de lipidosis y en seguida actuó en consecuencia. Su pericia no sólo hizo que Bruce pudiera comenzar el tratamiento cuanto antes, sino que su planteo de la posibilidad de la sonda con tanta rapidez ha sido vital en su evolución. Pero lo que más quiero destacar es el cariño con que ha tratado a Bruce y la santa paciencia que ha tenido conmigo aguantando mi llanto y respondiendo a todas mis dudas, además de enseñarme a curarle la incisión de la sonda, a pincharle todos los medicamentos y a pasarle suero para que Bruce pueda estar tranquilo en casa y evitar el estrés que suponen un ingreso y dos paseos diarios en transportín a la veterinaria.

Así que, tras una semana de diagnóstico, me he convertido en una especie de enfermera 24/7 que pone inyecciones, administra suero y desinfecta heridas. Estoy agotada, sí, pero sé que el camino es largo y tengo que ser fuerte porque no hay otro modo para que Bruce vuelva a ser el de antes y esté conmigo por muchos años más. Sé que este ha sido un escrito largo, pero no quería dejar de mencionar ningún detalle. Ojalá llegue a quienes buscan información sobre la enfermedad y les de esperanzas. Que les ayude a entender que, a diferencia de la percepción que tenemos de las sondas de alimentación en los humanos, siempre asociadas al final de la vida, en un gato pueden significar un nuevo comienzo, el único camino hacia la sanación, además de no acarrearle ningún tipo de estrés y ser totalmente compatibles con la alimentación por sí mismo cuando el animal esté preparado para ello. Así que, amigos gateros, vigilad siempre la alimentación de vuestro gato y no dejéis nunca que nadie os diga que lo mejor es dormir a vuestro peludo sin antes haberlo intentado. Bruce y yo apenas hemos comenzado esta lucha, pero superar la lipidosis hepática es posible y nosotros, los dos juntos, vamos a lograrlo.

Update 16/08/15

Bruce fue diagnosticado con LHF el 04/08 y dos días después, el 06/08, se le colocó la sonda esofágica, a través de la cual recibe medicamentos y alimentos.

Una semana más tarde, Bruce empezó a dormir profundamente y a disfrutar de los mimos. También dejo de babear -algo que hacía todo el día debido al estrés- y de esconderse. En tan sólo 48 horas volvió a ser el gato mimoso que solía ser y parece estar disfrutando de que "algo templadito" le llegue al estómago. Su ánimo ha mejorado muchísimo: ha empezado a limpiarse sólo, ya puede hacer pis sin ensuciarse (antes su debilidad era tal que apenas se movía y cuando iba al arenero no era capaz de sostenerse en sus patitas) e incluso ya intenta cazar moscas. Su pelo y la ictericia (mucosas y piel amarilla) han mejorado significativamente. Además, su hermana Selina ha vuelto a acercarse a él (cuando un gato está muy enfermo, los otros gatos se mantienen alejados) y se pasa todo el día a su lado (bueno, quizás se crea que ella también está enferma, pues le he puesto un collar isabelino para que deje de rascarse y le cicatrice una pequeña herida en la cara).

Ayer, 15/08, fue el peor y el mejor día de todos. Mientras lo alimentaba, su sonda se atascó y, tras varios intentos fallidos de solución por mi parte, tuve que salir corriendo a urgencias. Por suerte, allí pudieron desatascar el conducto sin tener que intervenirle para colocar otra sonda. El tapón se produjo con acetilceína, así que recordad diluirla en agua caliente para evitar la formación de grumos. Sin embargo, lo mejor vino al llegar a casa. Siguiendo las recomendaciones de Ainhoa para evitar los vómitos (a veces con sólo oler su alimento le entran las náuseas), le hice un potito de pollo y patatas (proteínas e hidratos). Así que, aunque ya le había ingresado comida, pensé que valdría la pena intentarlo pues con el retraso del atasco había perdido una de sus ingestas. Y ahí vino la sorpresa: se acerco a la jeringa, la olfateó y empezó a chuparla. Así que me puse un poco de patito en el dedo y ¡¡¡¡comenzó a comerlo!!! Hoy también se ha acercado al pienso y ha comido dos o tres croquetas. Así que ya puedo decir que Bruce ha empezado a comer por sí solo, lo cual es el inicio definitivo de su camino hacia la recuperación. Y, si bien queda mucho aún por andar, el hecho de que comience a mostrar interés en la comida significa que su hígado está mejor. ¡Y todo esto a tan sólo a 9 días de colocarle la sonda!

Vale, yo sigo agotada y casi sin dormir. Pongo más lavadoras diarias que una lavandería (Bruce ha decidido que está muy cómodo en mi cama, así que mi habitación se ha vuelto un centro de operaciones veterinarias); estoy pendiente de su pis y de su caca, preparo las jeringas con antelación para que estén templadas a la hora de darle de comer o inyectarle medicación; le curo la incisión de la sonda; le mido la fiebre; me cuelgo la botella de suero al cuello para poder acariciarlo o cepillarlo mientras se lo administro; le paso toallitaas húmedas por su cuerpo para que esté siempre limpio hasta que pueda higienizarse él solito por completo; y, el poco tiempo que me queda libre, le hago muchísimos mimos, le hablo de lo importante que es para mí y me duermo abrazada a él, feliz de volver a escuchar su ronroneo. ¡Vamos, Bruce!

Laura ha hecho este comentario en fecha 06/10/2015 18:47

Hola, tengo una gatita de aprox 4 años, dejo de comer por una infección bacteriana y luego a raíz de eso le dio Lipidosis Hepatica, lleva ya un mes con tratamiento (farvital, Doxiciclina, Protelive)y aun nada. Hace un par de días en la consulta al veterinario, se le vio con las encías rosadas y las orejas un poco menos amarilla. Lleva 9 días con la sonda y al menos ya no vomita, pero aun no come sola. Hace dos días vi que ya estaba defecando e incluso haciendo sus necesidades en el lugar correspondiente, que ya no se esconde tanto y se levanto un instante. Hoy la veo un poco mas decaída y me parece verle las orejas de nuevo un poco mas amarillas, estoy muy preocupada. Le damos por día 6 jeringas de 20ml de alimento, cada dos horas. Estuvo con dolor abdominal y le recetaron otra medicina del Himalaya que debía tomar por 4 días, y el dolor hasta el momento desapareció. Seguiré luchando con ella hasta el final, más aun si ella lo continua haciendo

Laura ha hecho este comentario en fecha 06/10/2015 19:27

Mi gatita Gestrudis tiene ya un mes enferma y una semana con la sonda, seguimos luchando juntas pero es muy difícil por que no se ven muchos avances, aun no come sola y sigue con su piel amarilla, aunque las encías ya las tiene rosadas. Le damos comida 6 veces al dia cada 2 horas, una jeringa de 20ml, ella pesa 4kg y antes pesaba casi unos 6. Me recomendaron darle pate, pero la doc me dijo que no, le damos alimento del normal.He leído tanto pero si alguien lee esto y tiene algún otro consejo le agradeceré.

Charly ha hecho este comentario en fecha 14/10/2015 21:51

Buenas, estoy acá en la lucha con mi gato, ya hace 7 días... dandole medicamentos la veterinaria y en mi casa por mi parte dandole suero también. Un día comió y pensé que empezaba a levantar, ahora esta bajoneado de vuelta... Vamos a ver como sigue, la verdad me estaba hundiendo pero leer sus experiencias me ha ayudado mucho. Asi que les agradezco. Está muy gordo mi gato pesa alrededor de 8,9 kg, aunque ahora debe pesar menos... Les mando un saludo de Uruguay, y a los que vengan acá por lo mismo, no dejen de luchar se puede!! Espero volver en unos días con una buena noticia.

Luisa ha hecho este comentario en fecha 06/11/2015 10:40

Hola! Mi gata se llama Ali y tiene 16 años. Le diagnosticaron hace 9 días Lipidosis Hepatica. Le estoy dando de comer cada dos horas unos 15 ml de comida( de 8 a 9 tomas al día) y llevándola al veterinario una vez al día donde para que le pongan la una sonda con suero y vitaminas. Estoy desesperada porque cada día tiene menos fuerzas y ganas de vivir. Es tan buena que aunque ya no tiene fuerzas ni para comer le consigo dar las tomas y no vomita. No mejora hoy creo que se está dando por vencida. Las veterinarias de Arcoiris, por cierto las dos son maravillosas me han dicho que tengo que ser pacienciente y que sea consciente que es muy mayor. Estoy desesperada. Cada vez que va a su caja se queda allí porque no tiene fuerzas para salir. Yo vivo sola en Madrid y se me está haciendo cuesta arriba de verla así. Ali, eres lo mejor que me ha pasado y eres tan buena que eres incapaz de hacerme un mal gesto cuando te obligo a comer. Lucha princesa mía, lucha.

raquel ha hecho este comentario en fecha 08/11/2015 12:25

Vuestras experiencias me están sirviendo de mucho. Tenía cuatro gatos, todos recogidos. Hace un mes una cría no dejaba de llorar bajo mi ventana. Me partió el corazón y la recogí. La aislé durante unos ocho días pero la revisamos, le hicimos pruebas, todo parecía bien y la junté con los míos porque no era posible mantenerlo aislado más tiempo.
El gatín traía un virus, el no tuvo síntomas pero los míos, acostumbrados a casa, enfermaron todos: ronquera, tos... No parecía grave. Cuando me di cuenta de que el macho estaba más delgado y acudí al vete ya fue tarde. La lipidosis hepática se lo llevó en dos días. Las otras dos hembras se han recuperado, pero tengo una a la que llevo más de una semana alimentando con jeringuilla y no quiere comer. Está bien, juega, es feliz. Pero se estresa muy fácil y creo que ha desarrollado fobia a la comida. Veo que a veces es necesario mucho más tiempo alimentándolos así, espero que sea eso, tiempo.
Me siento culpable por no haberme dado cuenta antes de que no era un catarrillo sin más lo que tenía mi gato, sé que los cuido y los vigilo, pero a veces se nos escapan cosas y las consecuencias son duras.

Ingrid ha hecho este comentario en fecha 10/11/2015 19:22

Ayer llevamos a mi gatita al vet. Hace 3 semanas-1 mes empezó a dejar de comer y beber y ha perdido unos 700 gr. Tambien estaba muy pachucha. El veterinario le encontró zonas amarillas. Pensamos aue fue a raiz d una diarrea que tubo. Nos dijeron que seguramente era lipidosis hepatica. Se me cayó el mundo encima. No tenia ni idea de esta enfermedad. Hoy nos daran el resultado definitivo ya que la volvimos a llevar hoy para que le hicieran una ecografia abdominal. Ayer tb le sacaron sangre. Cuando he leído articulos de que puede ser mortal me ha entrado el panico pero lucharemos para que salga adelante.

LOURDES GONZALEZ FRAILE ha hecho este comentario en fecha 15/11/2015 13:03

Buenos días.
Las lipidosis han de llevar medicación, y medicación potente prescrita por la veterinaria, dar con jeringa la comida batida imprescindible, latas de a/d al principio el tiempo que marque la veterinaria y l/d cuando todo vaya mejorando.
Es imprescindible la medicación para combatir esta enfermedad, con revisiones mensuales de eco y analítica para ver que los niveles de bilirrubina y valores hepáticos vayan bajando... es muy grave el asunto e imprescindible una buena valoración veterinaria y un tratamiento farmacológico.

Andrea ha hecho este comentario en fecha 25/12/2015 10:18

Mi gato hoy ha fallecido , lo peor es que me he dado cuenta tarde , llevaba una semana con tratamiento (gotero , pienso hepatico y una pastilla que le daba cada dia y mas lo que le ponia la veterinaria en el gotero (vitaminas) ..) era muy joven tenia un año y medio , hace tres dias se habia puesto mejor , comia solo, andaba , le hicieron todas las analiticas ,ecografias.. y estaba mal , me dijeron que todo depende de el si empieza ha comer y tal y habia empezado a comer hacia mucho pis luego empezo hacer caca y todo me hacia llorar de alegria aver que habia empezado a comer y sentirse mejor , por eso os digo que porfavor a la primera que notais que ya no come iros ensequida al veterinario . Se que mucha gente no tiene el dinero para ir a un veterinario y comprarle los medicamentos .. yo tengo las pastillas en casa que me queda la caja entera porque le di solo dos y el pienso que esta casi entero por si alquien lo necesita yo os lo puedo dar escribirme aqui : andreyutza_deyutza_crazy@yahoo.com

Mónica ha hecho este comentario en fecha 22/01/2016 13:25

Hola amigos, ante todo gracias por compartir sus experiencias me ayudaron a salvar a mi gato. Tiene 15 años. El problema se dio, porque estaba excedido de peso, y ante la insistencia de la veterinaria lo pusimos a dieta. Sin saberlo le espaciabamos demasiado la comida, y creo por eso se enfermó ya que veo que ellos comen poquito todo el día.
Tuvo una hipoglucemia, por segundos lo vi a tiempo y lo llevamos de emergencia. Estuvo a segundos de morir. Ya sacaba la lengua afuera (señal de absoluta urgencia).
Estuvo 8 horas con suero. Luego de una ecografía lo enviaron a casa.
Le dimos cada 1h/1.30 un licuado de: pechuga de pollo cocida, caldo de verduras sin sal, pescado cocido, y LEVADURA DE CERVEZA en polvo. La que tiene muchas vitaminas. Ya que la B les abre el apetito. Mucha estimulacion, ya que pierden toda fuerza. Se me ocurre tambien hacerles oler valeriana, que suele ser un estimulante muy fuerte. Mimos y alimento licuado cada hora. Asi fue el primer día. Luego le agregamos al licuado ROYAL CANIN HEPATIC. Y al dia siguiente, la mezcla nutricional ENSURE. Y si tu gato no es diabetico, agua con miel. Cuestión, que nuestro bebé, empezó a comer solito en 24 horas desde que casi se muere. Ahora le dejo el Royal Hepatic para que él se sirva a gusto. Noto que después de que lo acaricio va y come. Hay que saber qué cosas le dan alegria y estimularlo con los ruidos tipicos del "vamos a comer". Responden. Está ahora divino sano y feliz. Les envio un abrazo gatuno y a luchar por sus bebés, que se salvan!

brayan gonzalez torres ha hecho este comentario en fecha 08/02/2016 01:09

Mi gato se llama marck lleva tres semanas con lipidosis hepática el veterinario recomendó la inyección pero me rehusó a perder a mi marck tiene 5 años me duele cuando se queja por no poderse mover sus mensajes me dan fe y esperanza cariño amor y darle la comida con jeringa con suero liquido y pepitas molidas en la jeringa cuando le doy comida me da duro por que marck parece sufriendo Dios me lo ayude y el y me lo salve

Sonia ha hecho este comentario en fecha 27/03/2016 22:24

Mil gracias x todos vuestros comentarios porque gracias a vuestras indicaciones mi gato está mucho mejor.
Lo tuve q ingresar (5 días) porque estaba muy estreñido y lo tuvieron q sedar para poder extraerle las heces. Cuando Me lo lleve para casa a penas caminaba y ni comía ni bebía nada. No sabía q hacer porque la veterinaria me dijo q habría q sondarlo para q comiera y solo de pensar q lo iba a hacer pasar por ese mal rato me negué.
Empecé a buscar x internet y encontré la experiencia de Gemma con su gato. Leer su relato me hizo no perder la esperanza de q mi gato se recuperaría. Tras dos semanas de darle de comer con jeringuilla, puedo decir q ya está recuperado. Ya come su pienso y bebe agua de la fuente. Es cierto q hay q ser muy paciente y con mucho amor se recuperan. Pero es bien cierto q es muy lento. Yo lo he pasado muy mal porque no quería perderlo y cuando me lo dieron del hospital veterinario pensé q no se recuperaría. También le he dado homeopatía y gotitas de dinamogen para q se le abriera el apetito. Le he dado comida de lata (recovery y A+d) con caldo de pollo, batido y con jeringa. Así 4 veces al día. Ya vuelve a ser el de antes.
Lo dicho mil gracias porque tras leeros mi gato se ha salvado. Y sobretodo mucho amor y mimos.

Sergio ha hecho este comentario en fecha 28/04/2016 03:45

Mi novia tiene una gatita a la que le acaban de diagnosticar hepatitis, perdió peso y sus orejitas se tornaron amarilla, el veterinario le receto antibióticos (ampicilina) y también vitamina b, la gatita parece tener apetito pues por las mañanas prueba la comida, pero no come su dosis diaria y la forzo a comer poniéndole la comida en la boquita y la gatita se la pasa, estamos pensado en darle comida especial molida, pero pues ella esta muy triste, espero que la gatita se recupere pronto ambos tenemos mucha esperanza.

cristina ha hecho este comentario en fecha 24/06/2016 22:44

Para empezar me gustaría dar las gracias a todos los que habéis escrito en este blog, me ha ayudado mucho a superar el mal trago de una lipidosis hepática con mi gato rocky aun en recuperación.
Bueno hace un año cambie el pienso a mis gatos, tengo dos, por uno ecológico, con la idea de darles lo mejor, rocky es un gato muy exigente con la comida, de hecho no le gustan las latas, ni las chuches, y según que pienso te dice que te lo comas tu, cuando quedaban pocas croquetas en el bol te maullaba para que le pusieras mas, empezó a adelgazar y pensamos que bien no le venía mal estaba un poco gordete
Pero la semana pasada ya veía que era menos de la mitad de lo que era y que el bol siempre a mitad del día se acababa y últimamente quedaba entero, así que pensé en cambiar de comida,
El 14/6/16 le dimos otra comida, si se la comió pero la vomito, y estaba amarillento, también como muy apagado de ánimo, siempre dormía con nosotros y esa noche no durmió
Así que al día siguiente lo lleve al veterinario urgente, le hicieron análisis y una eco y ya se lo quedaron ingresado vieron que era una LH, le dieron suero para estabilizarlo durante dos días y como vieron que comía el viernes vino para casa, me dijeron que le diera la medicación y las vitaminas y vigiláramos si comía. Nos lo quedábamos el fin de semana y si no comía el lunes le tendrían que poner el tubo (sonda esofágica)
Llegamos a casa muy contentos de que estuviera de vuelta y pensando como humanos nada más llegar le dejamos salir del trasportín pensando que nuestro otro gato se alegraría de ver a su amigo y no fue así se puso a bufar y demás, como sabéis en una LH nos es bueno el estrés, así que empezó a vomitar y se quedo en el suelo con la lengua fuera, nos pusimos muy nerviosos y lo separamos en otra habitación, llamamos a la vete y nos dijo que era normal, que le diéramos el primperan para los vómitos al rato se lo dimos y el sabor no le gusto( ya he comentado que él es muy especial no nos quiere ni abrir la boca con la pastilla de los parásitos en eso es muy difícil.),llamamos a la vete y nos dio la medicación y el primperan par a inyectarlo, ese día así que el sábado comió muy poquito 3 veces y se tambaleaba mucho al caminar por la tarde nos dejaba de comer y estaba más apagado, el domingo comió con ganas por la mañana una vez y ya esta las vitaminas conseguíamos dárselas con la jeringa porque estaba bastante débil y no oponía mucha resistencia, pero lo veía muy malito así que leyendo las experiencias del blog, le puse el pienso que nos dio la veterinaria que es para gatos exigentes y lo batí con agua templada se lo empezamos a dar con jeringa poca cantidad, el lunes no comió por sí mismo, por la mañana, llame a la veterinaria me dijo que si no vomitaba que lo importante es que comiera esto me lo dijo la recepcionista (no me quede muy tranquila) así que cada hora le dábamos con jeringa vomito una vez cuando le dimos la medicación y pensamos que era porque le dio asco, seguimos con las jeringas cada hora y en una de las que le dimos las vitaminas vomito bastante, empezó a preocuparme no
sabía si llevarlo o no y como no quería estresarlo pensé mejor en casa, así que le di alguna toma mas y lo acepto pero por la noche cuando le tocaba la medicación ya sin tocarlo vomito, lo vi bastante mal llame a la veterinaria , por suerte es una clínica que está abierta 365 días 24 horas, le explique la situación y me dijo que mejor llevarlo yo sinceramente me resistía por que no estresarlo, pero al final vi que yo ya no podía ayudarlo así que decidí llevarlo, lo volvieron a ingresar y a sondar y me dijeron que al día siguiente le pondrían el tubo, el martes le pusieron el tubo. De humor estaba entre enfadado, pocho y triste, lo tuve que dejar una noche más para estabilizarlo, el miércoles de esta semana 22/6/16 volvió a casa. Estaba muy decaído, pero normal esta enfermedad cansa mucho y además están como apáticos.
Con la sonda yo estaba más tranquila porque sabía que le estaba dando la comida, agua, y medicación que necesitaba. Para aquellos que os pensáis en ponerle la sonda, yo os recomiendo que la pongáis lo antes posible, primero si tardáis en ponerla, cuando lo hagáis puede ser demasiado tarde, no estresáis al animal dándole de comer a la fuerza y estáis seguros de que come lo que necesita para recuperarse, ya que la comida es una lata de recuperación con todo lo que necesita.
Esta vez preparamos una habitación con bandeja sanitaria, comida y agua y una cama individual para estar cómodos tanto el gato como nosotros por si teníamos que estar horas con él, y dejamos las presentaciones con el otro gato para más adelante, así evitábamos estrés aprendimos del error.
El mismo día que llego a casa se paseo por el piso y luego lo pusimos en la habitación que la habíamos preparado, le dábamos mucho cariño y compañía y el estuvo durmiendo todo el día
Al día siguiente se levanto por la mañana se dio el paseo por el piso sin tambalearse se quedaba delante del bol de comida inmóvil pero no comía nosotros le dábamos de comer por el tubo lo que nos había dicho la vete y volvió a pasar la gran parte del día durmiendo, orinaba varias veces al día y el pipi muy amarillo, normal por eliminar la ictericia del cuerpo, su cara volvía a ser la de siempre, le limpiábamos con un pañito para que se sintiera cómodo ya que a ellos les gusta estar limpios, lo hicimos también cuando llego para quitarle el olor a veterinario y le pasábamos por el cuerpo alguna manta que hubiera estado en contacto con él para recobrar su olor antes de irse lo hacíamos para que el otro gato lo aceptara también pusimos el feliway en la habitación del rocky y del otro gato también
Hoy por la mañana se ha levantado con energía la cara es la de siempre se afilado sus uñas y ha comido tres veces con ganas a demás de lo que le damos por el tubo, lo hemos llevado al veterinario y nos ha dicho que lo veía mucho mejor
Os informare cuando esté bien del todo porque estoy convencida de que sale de esta, aun nos queda un poco y paciencia para que coma más por el mismo y vuelva a estar como siempre con su compañero de piso
También le dimos flores de Bach para esta enfermedad le puse la siguiente combinación si no sois terapeutas florales en cualquier farmacia os las preparan
Beech- para los vómitos
Crab Apple – para la limpieza del hígado
Holly- es para la rabia, celos, ira reprimida, en las medicinas naturales se asocia estas emociones al hígado
Wild rose- por la apatía ante la comida
Star of bethlehem- por el shock emocional y el trauma
Elm –para el estrés
Le pongo 4 gotas siempre que le pongo agua por el tubo con la jeringa unas 10 veces al día
Solo deciros que no os estreséis, yo lo hice, cosa normal cuando te ves impotente sin saber qué hacer, pero al gato no le ayuda todo lo contrario en el momento que le puse la sonda yo y mi novio nos quedamos más tranquilos y esto el también lo capto ya sabéis que los gatos son antenas parabólicas para captar las emociones
Teníamos un viaje pagado y perderemos el dinero para quedarnos con él, todo por
Su vida.
No tengáis miedo a poner la sonda creo que es la manera más efectiva de que sobreviva y cuanto antes lo hagáis más rápida su recuperación, darle mucho amor y tener mucha paciencia este es mi consejo y espero que esto os ayude a cualquiera que pase por esto porque realmente se te rompe el alma de verlo tan mal
Nuestro gato rocky tiene 7 años y por suerte ninguna otra enfermedad, esperemos que se recupere y todo quede en un gran susto.

Maria ha hecho este comentario en fecha 25/06/2016 06:22

Hola, tengo un gatito de 5 años de edad, hace 4 dias dejo de comer, lo lleve al veterinario al 2do dia y me dijo que eran parasitos sin embargo a pesar de estar dandole sus medicamentos no ha mejorado, ha persistido los vomitos y la anorexia, yo lo alimento dia y noche cada 2 a 3 horas con sopita de pollo y un suero para gatos llamado hidroral, realmente espero como en lo casos q lei sea cuestion de tiempo y mejore pronto,,

Miriam ha hecho este comentario en fecha 06/08/2016 17:49

Gema muchas gracias por compartir tu experiencia, me ha esperanzado porque tengo una gata que le ha pasado algo parecido.
La llevamos al vete porque había cambiado de actitud, y aunque tenía el instinto e iba a la comida estaba dejando de comer. En el vete nos dijeron que parecía que tenía una infección en el riñón y la ingresaron dos días también, cuando pudimos ir a verla estaba estresadísima, no paraba de babear y nos dijeron que la habían forzado a comer pero ni así comía. Nos la trajimos a casa y en casa no come, nos dieron hora para ponerle la sonda gástrica y de momento nos hemos salvado porque ha empezado a limpiarse y a ir a beber agua, y la comida le vamos dando con el dedito, le mojamos el morro y cuando se lame aprovechamos para ponerle más. No avanza mucho pero hay que tener mucha paciencia, nosotros todavía no hemos conseguido que coma pero llevamos 4 días. Creemos que se ha traumatizado durante el ingreso hospitalario y tiene ansiedad con la comida. Gracias!

Helena ha hecho este comentario en fecha 10/08/2016 03:50

Hola, que bueno haber leído este blog y sus opiniones. Mi gato Tigre de 13 años está muy gave con los valores del hígado alteradisimos debido a dos grandes cálculos en la vesicula. El Vete le recetó Liv-52 dos veces al día y unos probióticos combinados una vez al día por 30 días. Nunca me dijo que lo alimentara a la fuerza con jeringa porque esos días aún comía por si mismo un poco. A los pocos días falleció otra gatita que teníamos muy repentinamente, aparentemente por fallas renales que no pudimos detectar a tiempo. A partir de ese día Tigre dejó de comer (hace una semana) definitivamente e intuitivamente comencé a meterle alimento húmedo junto con los medicamentos, pero era un desastre... todo lo botaba y era frustante ya que lo dejaba agotado y más estresado. Hace unos días le doy alimento seco y agua con jeringa (aunque Tigre logra beber un poco de agua por si mismo), de esta manera es más seguro que se traga lo que le doy.
Leer sus comentarios y experiencias me ha dado un poco más de esperanza y claridad de como alimentarlo, voy a probar con alimento húmedo muy diluido en agua dentro de una jeringa más seguido durante el día.
Han pasado 2 semanas apenas, hace falta mucha dedicación y amor para mantenerlos en la lucha por la recuperación.
A pesar de la edad de Tigre, no dejaré de insistir. Gracias y muchos cariños a sus mininos.

cristina ha hecho este comentario en fecha 27/08/2016 21:23

solo comentar que rocky se ha recuperado y esta super bien
animo a tod@s

Dayanara ha hecho este comentario en fecha 23/09/2016 01:46

Mi gato Dalí de 13 años fue diagnosticado hace 6 semanas con Lipidosis H, al principio pensé que lo perdía, tarde 2 semanas en empezar a ver recuperación, pero hoy en día esta casi 100% recuperado. La clave es la alimentación de calidad y cantidad cada pocas horas, como no toleraba los medicamentos para los vómitos y el protector gastrico tomados empece a inyectarlo y así empezo a vomitar menos y a comer cada vez mas cc en cada comida. No se rindan, mi gatito es muy rebelde, debía enrollarlo en una toalla para poder forzarlo a comer, pero ha valido la pena, cada día está mejor aunque aún lo ayudo a comer poque come poco solo.

Erika ha hecho este comentario en fecha 13/11/2016 18:44

Hola!! Quiero escribiros en 1er lugar para daros mil gracias a todos los que habiais ido dejando vuestros comentarios contando vuestras experiencias, en 2ndo lugar para dar animos a las personas que vayan llegando y lean esto buscando soluciones y esperanza.
Hace dos semanas mi gato dejo de comer y tuvieron que ingresarlo. Llamaba toooodos los dias a tooodas horas al veterinario para ver si habia algun progreso y siempre me contestaba que estaba estable pero que habia que forzarle la alimentacion. Asi estuvo 3 dias sin progresos y a la misma vez sin empeorar, hasta que un dia voy a verlo y la veterinaria me comenta que ella en mi lugar no seguiria alargando la vida d mi gatito (el cual hace el mes que viene 11 años) y que me recomendaba sacrificarle porque estaba muy deteriorado fisicamente y no me aseguraba que fuese a sobrevivir. Como os podeis imaginar mi reaccion fue negativa y sali de alli en cuanto pude. Al dia siguiente despues de haber estado toda la noche sin dormir y llorando decidi pedir una segunda opinion y fui a consultar a otro veterinario. En este otro me dieron mas esperanzas y me dijeron que el camino ina a ser muy largo y muy duro pero que si de verdad le ponia tiempo y ganas podia funcionar. Pues bien, sacamos a mi gato ese mismo dia del ingreso (hace una semana y un dia exactamente) y comenzamos a alimentarle cada 4 horas con jeringa pequeña cualquier alimento que pudiesemos darle y le diese fuerzas. Al principio ni nos miraba, es mas, sus ojos estaban totalmente cubiertos por una tela blanca y no respondian a ningun tipo de estimulo. Le dabamos potitos, tarrinas trituradas, todo tipo de alimentacion en lata batida incluso yogures naturales. Pues bien, esta mañana cuando he ido a darle el desayuno he notado mas interes de lo normal y como si oliese el alimento que le iba a ofrecer. He ido corriendo al frigorifico y le he ofrecido una loncha de jamon york la cual se ha comido sin pestañear y seguido he abierto una lata de sus preferidas y ha comenzado a comer el solito de la lata!!! Estoy muy feliz y lo primero que he pensado ha sido en la cantidad de gente a la que le habran dicho lo mismo que a mi y tiro la toalla pensando que no habia más opción.. en cuanto coja un poco mas de peso le llevare a la clinica donde estuve ingresado y les dire que tengan mas cuidado con los siguientes casos porque se puede curar y es muy duro pasar por tener que tomar la decision de acabar con un ser querido...
( Por si a alguien le interesa la mi gato tiene diabetes y una descompensacion de la glucemia le produjo estres y en consecuencia lipidosis hepatica. Pesaba 7 y medio y se quedo en 3,4kg. Desde que salió de la clinica hasta enpezar a comer solo pasaron 8 dias. Nunca me ofrecieron ponerle sonda y lo hice todo sola con la ayuda de una jeringa y un protector gastrico como puede ser el omeprazol). Animo a todos!!! Es duro pero se puede salir y no sabeis lo satisfactorio que es...

Celia ha hecho este comentario en fecha 08/12/2016 17:53

Hola! Hoy me han dicho que mi gato Zeus tiene la lipidosis. Pesaba 5,5 kg y ahora pesa 3,3 kg. No teníamos dinero para dejarle hospitalizado así que en casa estoy tratando de ayudarle. Le estoy dando leche de gato a ver qué tal, de momento no lo vomita, espero que sea buena señal. Pero me daba tanta pena el verle que quería dejarse morir que he tenido que intentar salvarlo así, las latas si las vomita aún así que le doy gelatina de huevo, de pollo... y la leche. He visto que será un largo proceso, así que veremos cómo evoluciona. Gracias Gemma por tu ejemplo

Daniel ha hecho este comentario en fecha 28/03/2017 02:04

Hola. primero quiero darles las gracias ya que debido a los comentarios y consejos que leí por aquí logre salvar a mi mascota de esta enfermedad. Es una gata y estuvo si comer por bastante tiempo, después de estar en el veterinario el cual le aplico varios medicamentos, al hospitalizarla prácticamente se muere, vomitaba todo lo que le daban, seguramente por la melancolía de ya no estar en la casa. En la casa la comencé a alimentar con jeringa le daba a rededor de 3 a 4 centímetros cada dos horas y media y después de media hora le daba agua unos 7 centímetros de a poco desde las 8 o 9am hasta las 9 pm mas o menos. En unos diez días de alimentarla constantemente al fin comenzó a comer y tomar agua, es muy importante que le cambien el tipo de cuido ya que al que tiene le cojean asco, y después de que comienza a comer, darle de vez en cuando alimento con la jeringa por otras dos semanas (entre días). Un consejo para los que tienen que alimentar a un animal y están solos (como fue mi caso) tomen una toalla y extiéndanla en la mesa, colocan a la mascota y con cuidado la acuestan boca abajo sin soltarlo presionando en la columna, deben de estar detrás del animal para que no se escape, con una mano toman un extremo de la toalla y cubren el cuerpo del animal y lo mismo hacen con el otro extremo en sentido contrario (formando una x) asegurándose de que las patas queden cubiertas y la toalla quede firme en el cuello sin ahogarlo, con el abdomen (de ustedes) presionan la toalla contra la mesa, toman la cabeza por atrás y con los dedos pulgar e indice presionan los lados de la boca y esta se abre facilmente, se aseguran de que la jeringa llegue hasta adentro...importante tener cuidado de que traguen antes de soltarlo.

espero que les ayude.

Lina ha hecho este comentario en fecha 10/05/2017 01:23

Nadie sabe el alcance de las buenas acciones. Hace 5 años Gemma creó este espacio que aún sigue ayudando a personas que como yo, dieron la pelea por su gatito. Por eso, mil gracias Gemma y gracias a todos quienes han escrito. La mia era una gatita obesa que dejó de comer por 3 dias y cuando la llevé al vet, me di cuenta de que padecía de esa enfermedad. Fue muy difícil porque me di cuenta de que la enfermedad tenía un alto indice de mortalidad, sumado esto a que pasaba por una dificil situación económica y no tuve los recursos para hacerle algunos examenes que necesitaba ni para hospitalizarla como recomendó el doctor. Sinembargo decidí que daría la pelea por ella y empecé a alimentarla cada 2 horas con un licuado de paté a/d de Hills (el vet me regaló algunas latas) y suero oral para hidratarla, le daba todo con jeringa, dia y noche. Cuando ya no tuve mas latas de Hills, le daba de otras que a ella le gustaran. Luego cuando empezó a estar mas activa le empecé a espaciar las tomas a cada 3 horas y finalmente a cada 4 horas. En ese tiempo pasaron 2 semanas. Cuando me sentía cansada o desanimada leia este blog y recobraba las fuerzas, no saben cuánto me ayudaron. A la tercera semana la gatita empezó a mostrar interés en la comida, comia unos poquitos bocados y yo le daba el resto. Al mes, ya comió solita del todo y se recuperó completamente, está mas linda que antes. Animo a todos los que atraviesan por esto, no se desanimen, den la pelea por su gatito, es un proceso largo pero la perseverancia y el amor rendirán sus frutos.

Lorena ha hecho este comentario en fecha 23/06/2017 15:01

Hola ayer le diagnosticaron ictericia a mi gata... lo cual calcula el vete q tendrá.2 años.. ahora a hacerle el análisis .. estaba viendo sus comentarios respecto a como ayudarles a comer..

Demi ha hecho este comentario en fecha 06/09/2017 08:33

Hola, llegue a este foro con mucha angustia por respuestas a millones de dudas que me invade el día 01/09 hice dormir a mi Oriana y me siento muy mal , los últimos dos días mi Ori había bajado mucho de peso estaba en 2.850 y la doctora me dijo que era una lipidosis hepatica estaba con tratamiento pero no había mejoría todo lo vomitaba , solo quería beber agua en los últimos días ya ni podía alcanzar a tomar agua yo nose sí hice bien , siento q mi corazon se está rompiendo y el motivo que me llevó a tomar esa decisión fue que ella emanaba un olor muy fuerte no a descomposición sí no cómo abombado y quería saber que ustedes q han tenido esa experiencia de sobre llevar la lipidosis hepatica y además salvar a sus bebés , ¿ellos manifestaban ese olor? O algo parecido. Estoy muy mal recién encuentro este foro y me angustia mucho saber que pude salvar a mi Ori y sin embargo creí que estaba ya agonizando , no sé qué hacer necesito respuestas por favor alguno conteste 🙏🏼

Comenta el artículo

Por favor, NO HAGAS CONSULTAS. Esto no es un foro ni un mensajero y nadie te va a contestar. Si necesitas ayuda o consejo, dirígete a los foros de Migato o directamente a un VETERINARIO. Este formulario se destina exclusivamente a COMENTAR el artículo que ves arriba. DESCARTAREMOS cualquier otro tipo de intervención, así como los mensajes ofensivos y groseros.

* = campo requerido

:

:

: