Lola y Mati

Lola y Mati

Lee su historia en "Relatos"

Buscador

© Derechos de copia

Los derechos de reproducción de los artículos pertenecen a Migato y a sus autores, excepto en el caso de los artículos extraídos de otros sitios, cuya fuente se indica.

Si quieres publicar alguno de estos textos, indica el autor y la fuente y, por favor, comunícanos tu deseo de reproducirlo a la dirección que hay al pie. Tu web no va a ser menos valorada por ello, al contrario.


Inicio » Salud gatuna y humana » Una experiencia sobre lipidosis hepática

Una experiencia sobre lipidosis hepática

Gemma nos cuenta en este artículo su experiencia acerca de la lipidosis hepática felina, y cómo consiguió que su gato volviera a comer.

Hace ocho meses mi gatito enfermó de fluye, por lo que tuve que ingresarle dos días para que le limpiaran mediante sonda la obstrucción que le impedía orinar y le deshicieran los cálculos. A raíz de esto dejó de comer, lo que le ocasionó una lipidosis hepática felina. Estuvo ocho días sin comer y perdió dos kilos, estaba triste, apenas se tenía en pie y el tercer párpado le abarcaba casi todo el ojo.

Hay que darle de comer poca cantidad y muy a menudo. Usa una jeringa pequeña y dale la comida muy batida en ella. Hay que darle algo muy calórico para que el hígado deje en paz su grasa acumulada y coja la energía de la ingerida. Yo le di una latita de paté del barato de textura rosada y batida en tomas de jeringa pequeña cada media hora, le abría la boca y la introducía un poco onda mientras le sonaba una bolsa o le ponía algún objeto para oler. Así comía muy bien. Hay que procurar ser dulce y mimosa y que no vomite lo ingerido. El segundo día le di potito de bebé de merluza, cada media hora y poquita cantidad. Por la noche hay que dejarlo descansar y no darle ninguna toma. Tercer día mitad potito mitad paté. Cuarto día jeringa mediana, potito sólo. Quinto día paté y potito. A partir del séptimo día jeringa grande cada hora, paté y potito e irle ofreciendo su pienso y agua, no olvidéis de ofrecérselo desde el primer día.

Mi gato se salvó gracias a esto. No os rindáis y luchad antes de decantaros por la sonda gástrica. No olvidéis que la paciencia y el cariño es primordial. Espero que os ayude. Mucha suerte. Ah, mi gatito comió sólo al doceavo día.

Gemma

Esther ha hecho este comentario en fecha 10/09/2017 14:51

Hola a todos,

Hace unos días le hicieron unos análisis a mi gata por lipidosis hepática. Me dijo la veterinaria que le pusiera el tubo y no lo quiso lo ví un poco agresivo para el animal. Estoy luchando con la jeringuilla y el martes voy a pedir a la veterinaria que me ponga el tubo. Pues creo que sea la manera de controlar mejor las comidas y que salga hacia adelante. Con la jeringa me come algo, pero no la toma suficiente diaria que necesita.
Muchas Gracias a tod@s por vuestras opiniones que me han ayudado a decidir.

Veronica ha hecho este comentario en fecha 11/09/2017 18:38

Quiero contarles que la semana pasada mi gato fue diagnosticado con lipidosis hepatica, después de haber pasado también por cristales en la orina... fue un momento muy difícil pues el veterinario no nos dio ninguna esperanza. Después de tres días de no comer nada y verlo sin ganas de levantarse y haciéndose popo por toda la casa, decidimos llevarlo al veterinario, allí le practicaron un examen de sangre y su nivel de bilirrubina estaba en 56, había perdido un kilo y aún no estaba deshidratado. El veterinario nos dijo que la única solución era la sonda porque el gato no iba a querer comer por si solo. Era eso o ponerlo a dormir, y la verdad no teníamos en ese momento el dinero para ninguna de las dos cosas. El veterinario entonces le dio una pastilla que para que le abriera el apetito pero no nos dio muchas esperanzas. Nos lo trajimos para la casa y ese día le empece a dar agua con una jeringa y a intentar que comiera pero no tuve buenos resultados. Al día siguiente cogi una de sus latas de comida especial para el problema urinario, la convertí en una pajilla y empecé a metérsela con una jeringa sin tener muy buenos resultados pues el me la devolvía toda. Empecé entonces a buscar por internet cuál era el proceso de la sonda, que clase de comida utilizar, cuántas calorías y además remedios naturales que le pudiera hacer. En esa búsqueda encontré este blog y leí uno a uno los testimonios y entonces decidí que no iba a dejar morir a mi gato y empecé a darle la comida cada dos horas poquito a poquito. Al día siguiente llame a mi mama y le conté lo que estaba pasando con el gato, entonces ella me recomendó que le diera verduras y frutas amarillas y que además le hiciera una infusión de azafrán de raíz y cilantros y le diera una cucharadita todas las mañanas. Le hice caso u empecé a darle jugo de mango y papilla de zanahoria como la que se les prepara a los bebes. Le hice la bebida a la mañana siguiente y se la di. Ya han pasado 4 días y mi gato ya está comiendo por si solo, ya hizo popo y chichi normal y está de muy buen ánimo. Sigo dándole la zanahoria en papilla mezclada con su comida de lata y el jugo de mango, también está comiendo por si solo su comida seca. La bebida según mi mamá se la tengo que dar por lo menos durante tres semanas. Gracias por sus publicaciones porque fueron muy motivadoras para mí y, a los que tengan este mismo problema con sus gatos no se desmotiven y sigan adelante.

Esther ha hecho este comentario en fecha 15/09/2017 15:01

Esta mañana he sacrificado a mi gata de 15 años por lipidosis hepática. Ya dejo de luchar y aunque le diera a comer forzado ya no quería tomar. Ya estaba anímica y se había debilitado más que no le encontraban la vena para hacer los análisis. Sólo quiero decir que a las personas que estáis en esto que ánimo y no dejéis la esperanza. En el caso que no salga de esta enfermedad no se irá sin más, sino que habrá recibido muchos mimos, cariño y amor antes de partir. En mi caso cogió un bloqueo emocional porque falleció su hermano gatuno hace tres meses y no lo ha podido resolver a tiempo.Gracias Mauly y Jacky porque me habéis dado todo, os echaré de menos.

Mria del Carmen ha hecho este comentario en fecha 16/09/2017 19:06

Lui es un gatito angora de 5 años, pesaba 7.5 kilos hace dos meses, con el viaje de su ama a la universidad el se estreso y dejo de comer lueg dejo de tomar agua y de sus costumbres sanas solo mantiene la de salir a tomar el sol todas las mañanas, le han disgnosticado lipidosis hepatica y desde ayer he comenzado a darle dieta proteica de lata dsuelta en agua con jeringa, solo me recibe 2 ml en cada toma ha tomado apenas dos, mas lo vomita, le estoy dando un gramo diario de espirulina disuelta en 12 ml de agua hervida para darle en 4 tomas, esto lo recibe muy bien y cuando la toma se activa y no me rechaza, en el suero oral 18ml para hoy le he disuelto 1/4 de capsula de ilimarina cardo mariano en polvo, que es protector heparico y tambien me acepta con remilgos pues tengo que mimarlo mucho para que tome, pero lo acepta ya les ire contando como avanza esto lo hago para que asi como a mi me han servido de apoyo sus comentarios TODOS, asi la evolucion de Lui puede ayufarles a quienes esten en el mismo caso.

Lui Calderon ha hecho este comentario en fecha 16/09/2017 19:29

Lamento mucho que algunos gatitos no hayan sobrevivido a la LH, yo estoy desde ayer con ese diagnostico para Lui un macho angora de 5 años y leer sus comentarios me ha animado a cuidarlo y darle toda la atencion personalizada que necesite, voy a intentarlo con la dieta calorica y proteica de las la comida enlatada y con la suplementacion de la espirulina, mas el micelio de ganoderma de 18 dias y silimarina, ya les contare como va su evolucion ya que ha bajado dos kilos y esta totalmente unapetente y tampoco bebe agua.

Rafael ha hecho este comentario en fecha 11/10/2017 08:21

Hola a todos.
Mi gato se llama Trasto de 6 años, también tiene LH y empezó a dejar de comer hace como una semana.
Está hospitalizado 24h y sus niveles de bilirrubina cuando ingresó hace 3 días eran de 9 y han ido aumentando según los veterinarios, estábamos totalmente decaídos y pensando en lo peor porque no mejora, pero leyendo vuestras historias me han dado fuerza para seguir.
Nuestro gatito si está sondado para su alimentación, pero está amarillento, se le nota la ictericia tanto en el interior de las orejas, las encías y según avanza hasta en la piel.
Cada día desde el ingreso, es un examen por ver si ha mejorado y hasta ahora nos dicen siempre que sigue igual pero subiendo algo los niveles.
No sabemos cuanto podremos aguantar a Trasto ingresado ya que cuesta bastante dinero, pero sabemos a través de vosotros que aún así no está todo perdido. Y ya tengo mil preguntas para hacerle al veterinario de como afrontarlo desde casa, porque tal y como veo tendremos que continuar la lucha en casita, con mucha paciencia y ánimos de luchar por él.
Ojalá pueda recuperarse y podamos escribir de nuevo diciendo que nos sirvió.

«« Primera página « Anterior [3 / 3] Siguiente » Última página »»

Comenta el artículo

Por favor, NO HAGAS CONSULTAS. Esto no es un foro ni un mensajero y nadie te va a contestar. Si necesitas ayuda o consejo, dirígete a los foros de Migato o directamente a un VETERINARIO. Este formulario se destina exclusivamente a COMENTAR el artículo que ves arriba. DESCARTAREMOS cualquier otro tipo de intervención, así como los mensajes ofensivos y groseros.

* = campo requerido

:

:

: