10-12-16, 11:44 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: CRAM - Fundación para la conservación y recuperación de animales marinos  (Leído 1354 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
18-07-06, 17:36

Mensajes: 1.528


Runa


« en: 4-08-07, 07:35 »

Interesante Fundación, realizan sueltas de tortugas, recuperación de animales heridos, reingresan al mar animales varados,... mejor que lo veáis en su web:

www.cram.org

Copio de su web:

Historia del CRAM

Nuestra historia, ¿cómo empezó todo? En el año 1991, una epidemia vírica provocó la muerte de centenares de delfines listados. Los animales aparecÍan avarados en las playas, muertos o gravemente enfermos. Uno de aquellos animales fue atendido por Ferran Alegre, veterinario y técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Premià de Mar.

 
Aquella epidemia puso al descubierto muchas deficiencias, entre ellas, la falta de conocimientos y de infraestructura para asistir a animales marinos, con un valor añadido ya que se trataba de especies protegidas. La experiencia marcó tanto al veterinario que se ofreció como voluntario a la Generalidad de Cataluña para ayudar  y dar respuesta veterinaria a los animales marinos protegidos que aparecieran vivos en las playas catalanas. 

Después de dos años de rescates y asistencias a lo largo de la costa catalana, Ferran Alegre se dio cuenta de la necesidad de disponer de un lugar adecuado donde poder atender a los animales con un mínimo de condiciones. Era conocedor de la existencia, en Premià de Mar, de una casa de propiedad municipal en estado ruinoso, pero situada en un terreno junto al mar, consiguió la autorización del sr. Leopold Barreras, que era por aquel entonces el regidor de Medio Ambiente,  para realizar tareas de recuperación de fauna marina en aquel recinto. Aquella situación permitió acondicionar, con ayuda de compañeros del Ayuntamiento y voluntarios, unas instalciones que hicieron posible presentar a la Generalidad de Catalunya un proyecto de Centro de Recuperación de Animales Marinos.

Gracias al apoyo y sensibilidad que tuvieron los técnicos de la D.G. de Pesca Marítima, srs. Albert Maria Soliva i Ignasi Olivella, y a la defensa que hizo desde los inicios el sr. Leopold Barreras frente a sus compañeros del Consistorio, el 12 de juliol de 1994 se inauguró oficialmente el Centro de Recuperación de Animales Marinos de Cataluna (CRAMC) , con sede en Premià de Mar, convirtiéndose el primer centro de estas características en el Mediterráneo.

Ferran Alegre disponía de un equipo de voluntarios y un presupuesto de tan solo 12.000,00€ para dar asistencia inmediata, las 24 horas del día, a cualquier ejemplar de una especie protegida que fuese objeto de pesca accidental o de varamiento en cualquier punto del litoral catalán.


Esos fueron años de pioneros, de amigos, de voluntarios, de innovaciones y de éxitos en la recuperación de tortugas marinas y delfines. Se iniciaron campañas como la de "Ajudem-la" (Ayudemosla), basada en el trabajo conjunto con los pescadores de palangre, que ha obtenido tanto éxito que, posteriormente, se ha llegado a adoptar como modelo de gestión en la conservación de tortugas marinas. Técnicas quirúrgicas y planteamientos de asistencia y clínica de varamientos fueron presentados en foros científicos internacionales convirtiendose, también, en referente. La colaboración con la Facultad de Veterinaria permitia, y permite, necropsiar y analizar todos los delfines que aparecen muertos en las playas y, de esta manera, descubrir nuevas enfermedades que ayudan en el conocimiento de estas especies.


El Centro, sin embargo, disponía de tan pocos recursos que sólo era posible una estructura basada en el altruismo y el voluntariado, y por lo tanto no permitía abrir nuevas líneas de investigación ni desarrollar programas educativos ni de sensibilización. Por este motivo, Ferran Alegre, promovió, con siete compañeros más, la Fundació per a la Conservació i Recuperació d'Animals Marins - CRAM, que se constituyó en octubre de 1996, y permitió tener un marco jurídico y económico más adecuado.

Los estatutos de la Fundació CRAM contemplan tres objectivos fundacionals:

Recuperar y reintroducir a su medio, mediante una asistencia técnica adecuada, los ejemplares de las especies marinas protegidas que hayan sido víctimas de varamientos, de captura o de pesca accidental.
Desarrollar y fomentar proyectos de investigación en combinación con otros grupos científicos y universitarios, con la finalidad de encontrar soluciones a la regresión de las poblaciones mediterráneas.
Sensibilizar y educar sobre el medio ambiente a los diferentes niveles escolares y a la población en general mediante las actividades que lleva a cabo.
La Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos - CRAM, es una entidad privada sin ánimo de lucro dedicada a la recuperación de animales y ecosistemas marinos, a la investigación y a la educación.

El CRAM se ha preocupado, desde su creación, para que su trabajo, dirigido inicialmente al ámbito más immediato, llegue en el futuro a dejar huella sobre el panorama global. Este objetivo se ha llevado a cabo bajo la premisa que para conseguir cambios significativos sobre la problemática ambiental, es necesario primero invertir en la actuación local.

El Centro de Recuperación de Animales Marinos de la Fundación CRAM es el único centro especializado y equipado para la recuperación de animales marinos reconocido por la Generalidad de Catalunya, y es el primero de estas características del Mediterráneo.

Después de más de 12 años de trabajo intenso, la Fundación CRAM es un referente en la recuperación y clínica de la fauna marina protegida, porque actúa sobre los individuos en peligro y lleva a cabo acciones concretas para proteger el medio marino.

 En la actualidad la Fundació CRAM ha inciado distintas lineas de actuación que engloban el rescate y recuperación, la investigación aplicada y la educación y formación medioambiental acerca de las principales especies y ecosistemas amenazados de nuestro medio marino: cetáceos, pinnipedos, tiburones y rayas, tortugas y aves marinas, ecosistemas de fanerógamas, fondos de maërl y coralígeno y hábitats en regresión.
 

La paciencia tiene más poder que la fuerza. Plutarco.
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: