6-12-16, 22:45 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: ¿Por qué pintan los gatos?  (Leído 1756 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
parvati190
Visitante
« en: 28-08-07, 19:12 »

Veréis:
Hace ya tiempo que vengo buscando el libro "¿Por qué pintan los gatos?" de   Heather Busch y Burton Silver , de la editorial de arte Taschen. Creo que se editó allá por el 96, así que en todas las librerías me dicen que está descatalogado.Por internet tampoco lo encuentro.
Si alguien de vosotr@s conoce algún sitio donde pudiera adquirirlo, le estaría muy agradecida. También si alguien lo tiene y me lo puede vender, o pasar la información de alguna manera ( sin especificar). Yo soy de Valencia, si estás cerca también cabe la posibilidad de que me lo puedas prestar , o de que podamos intercambiar , quizá.
 
Estoy muy interesada, y no es mera curiosidad, que también. El caso es que mi gata Tábata, que tiene 11 meses,  pinta !! ( esa es la teoría que defiende este libro, e incluso se ilustra, según creo , con manifestaciones artísticas gatunas ).Os cuento:
- El primer cuadro lo pintó en un mes aproximadamente. Se sentaba mirando fijamente una parte de la pared escogida por ella, y la cosa no tendría mayor trascendencia si no fuera porque , acto seguido y teniendo el cuenco del agua próximo, Tábata ( que yo siempre digo que es un crack, que se adelanta a su tiempo y que es un paso más en la evolución), moja una de sus patitas en el agua. El siguiente paso es que impregnaba la pata  mojada con tierra de una maceta ( una planta) que hay junto al cuenco del agua, para después imprimir su huella en la pared, una vez o más . Esto, que podría parecer un juego , una tontería , e incluso una guarrada ,según se mire, nos tuvo maravillados desde el principio, pues Tábata ( que entre otras cosas muestra una extraña habilidad para agarrar y ejecutar múltiples acciones con sus dos patitas delanteras) realmente se concentraba durante cierto tiempo , bastante largo (10,15,20 minutos...) antes de ejecutar la siguiente "pincelada". De hecho , ella, que se gira nada más oir su nombre y viene maullando en su particular lenguaje ( unos gorjeos y silabeos que jamás oí en otro  gato, ni tampoco en los dos que viven con ella), cuando se encontraba en su pintura , no hacía caso de nada, se abstraía, se concentraba y entraba como en un trance, del cual no despertaba, por así decir, hasta que no completaba unos trazos, normalmente varias veces al día, pero había días que no pintaba( o no la vimos). El caso es que , al final, remató esta su primera obra con un buen pedazo de tierra de la maceta ( como 1 cm de diámetro, no está mal!!), pegado milagrosamente en una parte de su pintura.
 
SEGURAMENTE PENSARÉIS QUE ESTOY COMO UNA CABRA, O IGUAL NO, IGUAL OS PASA LO MISMO O ALGO SIMILAR CON VUESTR@ GAT@. SI ES ASÍ, ME ENCANTARÍA QUE ME CONTÁRAIS.
 
El gran motivo por el que quisiera también leer el libro es porque, si realmente los gatos tienen conciencia de la armonía, y son capaces, por lo que sea y como sea, de expresarse mediante la plástica, de tener manifestaciones artísticas, entonces me gustaría fomentar esta rara habilidad de Tábata, que seguro le ayudaría a desarrollarse aún más feliz como la gata feliz que es.
 
Tengo que decir que no fue éste su único cuadro.
Una noche, hace un par de meses, oíamos a los gatos como correr por la casa. No le dimos mayor importancia, Claudio y Tábata son muy jóvenes, inseparables, y siempre están juntos a la carrera. Pero además oíamos como unos golpes suaves en la pared. A la mañana siguiente...vimos boquiabiertos que, en un trozo de la pared, cerca de la ventana, pero en ningún caso zona de paso para gatos, ni punto de apoyo para trepar, como digo vemos UN  MILLAR DE PATITAS PLASMADAS EN LA PARED, todas ellas del tamaño de la huella de Tábata ( Claudio es mucho más grande, sus patotas son como el triple de las de ella). En la terraza, una maceta volcada, de donde se supone que salió la tierra. Repito que no es zona de paso para que se pudiera manchar. Además, Tábata, la juguetona incombustible, se pasó gran parte del día siguiente descansando , dormida como un ángel.
ESTA PARED NO LA HAN VUELTO A TOCAR, ASI COMO EL CUADRO ANTERIOR, ES DECIR, QUE CUANDO ACABA CON UNA OBRA,LA ACABA, COMO TODO ARTISTA!!
 
Después ha tenido algunos detalles de este tipo por la casa, puntuales, y siempre en sitios escogidos , todos con una armonía muy particular.
 
POR FAVOR, NO PENSÉIS QUE ESTOY ALUCINANDO CON LA GATA O QUE VEO COSAS DONDE NO LAS HAY. Está claro que el hecho en sí puede tener más de una explicación, pero os habla una persona que lleva conviviendo con gatos desde hace 14 años, y nunca había visto nada similar.Soy la primera en sorprenderse , gratamente, hasta el punto de que respeto totalmente las obras realizadas por nuestra pequeña muralista. Y pienso que si alguien se ha molestado en escribir un libro sobre el tema, será porque algo habrá. Desde luego, a ella se la ve contenta con su actividad ( que por cierto el resto de gatos de la casa parece no entender en absoluto, a veces la miran con curiosidad cuando está en plena pintura, pero normalmente acaban soñolientos por allí cerca , o se largan de paseo)
 
Entiendo también que este mensaje pueda ser motivo de guasa, pero bueno, yo me arriesgo y comprendo al mismo tiempo que, cuando no conoces nada sobre un tema,lo más fácil puede ser reírse . Rogaría y agradecería  que se abstuviesen de comentarios  quienes crean que nuestros compañeros felinos  no pueden darnos ninguna sorpresa, por extraña que parezca. Igualmente agradezco a quien pueda darme más luz sobre el tema.
 
Gracias
 
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: