5-12-16, 01:30 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Agridulce  (Leído 1864 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
29-10-08, 10:15

Mensajes: 106



« en: 9-08-09, 18:11 »

Antesdeayer fue un día para mi exactamente como la palabra del título; empezó como la más amarga de las hieles pero acabó como la miel más dulce. Mejor empezamos por el principio:

El jueves por la mañana, como de costumbre, Niki me despertó con sus idas, venidas y maullidos a poco amaneció para que la dejara salir. Como de costumbre, tras tratar inutilmente de resisitirme y seguir durmiendo acabé cediendo y le abrí la ventana de su habitación para que saliera fuera a través del toldo hasta el muro del patio de atrás (la ventana esta en un 1º). Normalmente, a las 9 o las 10 (antes de que empiece a apretar el calor) suele estar de vuelta para tumbarse en la cama. Se dió la circunstancia de que ese día me tuve que marchar sobre las 9.30 y ella todavia no había vuelto, asi que por no dejar la ventana de arriba abierta, que es más visible, recogí el toldo y dejé una de las ventanas de abajo un poco abierta para que pudiera entrar.
Esa noche dormí en casa de mis padres, asi que no volví a casa hasta el día siguiente a eso de las 11. Normalmente, como digo, a esas horas Niki suele estar durmiendo en alguno de sus sitios para dormir, pero esa mañana llegué y Niki no estaba en casa, en ninguna parte. Al principio no me alarmé " habrá salido a dar una vuelta", me dije. Pero cuando me día cuenta de que tanto el pienso, como el agua como el arenero estaban  exactamente como los había dejado el dia anterior una bola de miedo empezó a rodar estómago abajo a toda velocidad y sin control. La llamé desde arriba con el silbido al que suele responder en seguida maullando y/o viniendo (según le da). Nada. Salí a mirar en los patios delanteros de las casas alrededor de la nuestra. Nada. Miré en los patios de todas las casas de nuestra urbanización. Nada. Miré en las casas de urbanizaciones cercanas. Nada. Fui a una protectora que hay cerca de nuestra casa por si les habían llevado alguna gata. Nada. Mientras andaba de un lugar a otro iba haciendo el silbido que utilizo con ella y la llamaba por su nombre pero no hubo ningún maullido de respuesta ni nada que se le pareciera.
Dentro de mi se libraba una feroz batalla entre el optimismo y el desánimo. Optimismo porque pensaba que haciendo la calor que hacía, estuviera donde estuviese, Niki seguramente estaba echada y dormida (¡y sana!) por lo que no me oiria por mucho que la llamara. Además, con todos el ruido "blanco" que había a mi alrededor seguro que no podía oirla bien si me respondía. Por la noche, que hace menos calor, todo está más silencioso y los gatos están más activos, seguro que podría encontrarla sin problemas.
Sin embargo, cuando el desánimo mostraba sus cartas, no podía evitar deprimirme, ya que se daba la p***a casualidad de que Niki había perdido el collar que llevaba con su nombre y nuestro numero de teléfono el día anterior en algún lugar desconocido. Salió con él y volvió sin él. Había salido muchas otras veces antes y siempre había vuelto con el collar, por lo que me llamó mucho la atención que lo huebiera perdido. Estaba claro que Niki había visitado luegares en los que no había estado antes. En mi mente empezaron a formarse toda clase de oscuras historias a cada cual más siniestra. Podían haberle pasado tantas cosas malas...  desde un atropello hasta un "secuestro", tanto de mala fé como de buena fé, al no llevar collar...
Tuve que abandonar la búsqueda al llegar la hora para ir al trabajo. Lo único que pude hacer fue bajar el toldo y abrir un poco la ventana de arriba por si Niki no tenía fuerzas para bajar el muro. Durante la tarde las horas se estiraron como un chicle a medio mascar y se me hicieron interminables. No veia el momento de salir y volver a casa. Tenía la esperanza de que al volver me la vería alli, encima de la silla mirándome como diciendo "¿qué te pasa?". Por fin llegó la hora de salir, lo hice como un cohete, si hubiera llevado sombrero, este había dado varías vueltas en el aire antes de caer al suelo. Pero antes de ir a casa, pasé a recoger refuerzos por si la cosa se ponía mal: mi novia y su hermano se unieron a la búsqueda.
Cuando llegamos a la entrada del garaje llegó la primera sorpresa. "No es esa Niki?!" dijo mi novia. Miré donde señalaba, pero no vi nada. Mi novia se bajó y fue por el camino de la piscina hasta casa haciendo el silbido. Yo metí corriendo el coche en el garaje y me fui arriba a ver si podía verla encima del muro de los patios de atrás. No vi nada. Cuando bajaba por las escaleras entraba mi novia por la puerta y justo cuando ella me decía "No la he vist... ¿quien decís que apareció de un salto en la misma puerta que acababa de abrir mi novia? SI!! NIKI!!! Eso fue lo que gritamos los 3 en cuanto la vimos. Madre mia, que subidón de alegría nos dio!! Ella nos miraba sorprendida y maullaba como diciendo ¡ya estoy aqui!
Lo primero que vimos cuando la cogimos es que tenía como telarañas adheridas  a la cara y a las orejas, también tenía alguna bolita de hierba esa que se pega  en el lomo. No tenía ninguna herida aparente. Parecía cansada y hambrienta. Lo primero que hizo fue comer y acto seguido se tumbó a descansar y a recibir todos los mimitos que teníamos guardados para ella, que eran muchos. En seguida erró los ojos y ronroneó como un cortacesped, contenta de estar en casa.
Ahora tiene otro collar y otra placa está encargada. Siempre quedará el mismterio de donde estuvo y qué hizo durante esas casi 48 horas. Mañana la llevaré al veterinario para que le hagan una revisión para comprobar que esté realmente bien porque creo que algo le pasa en las patas de atrás, porque, apoyar apoya bien, pero, no sé, fue muy raro porque en un salto que fue a dar, pareció que le fallaran las fuerzas y se quedó a medio camino, aunque luego dio otros saltos sin problemas. En otro momento, empezó a caminar cojeando, como si no pudiera apoyar las patas de atrás. Pero tras tocarla por la pierna y volver a dejarla, volvió a andar normal.   También pensaremos seriamente la posibilidad de ponerle chip.

Bueno, fin de la historia. Perdonad que haya soltado semejante rollazo, pero lo necesitaba. Hay que ver como se llega a querer a estos peques... con la mala leche que tienen a veces los jodidos y todo. Cheesy

Smiley
 

Todo el mundo ama la libertad pero vive enamorado de sus cadenas.
-Gibrán
ausente ausente

Migateando desde
2-12-07, 15:28

Mensajes: 3.275


« Respuesta #1 en: 9-08-09, 18:35 »

Uf, vaya susto te llevarias....Planteate seriamente ponerle el chip, no es muy caro y no les duele. También deberías plantearte no dejarla salir, por mucho que maulle e intente escaparse, porque és un sinvivir esa situación.
 
ausente ausente

Migateando desde
31-07-08, 15:36

Mensajes: 565



WWW
« Respuesta #2 en: 10-08-09, 07:49 »

Buuuuuuuuuuuf!! Qué mal rato tenéis que haber pasado. Me alegro de que todo haya quedado en un susto  dit amunt Y como comenta yosi, si va a seguir saliendo a la calle, yo le pondria el chip, la placa, y un gps si hace falta!  Grin
 
ausente ausente

Migateando desde
25-04-06, 20:13

Mensajes: 300


« Respuesta #3 en: 10-08-09, 12:47 »

De todas formas, yo que tu no la prohibiría salir, pues cuando un gato se acostumbra puede sentirse muy mal si se lo impiden. Pero lo que sí debes hacer sin falta y ya mismo es ponerle el chip y el collar con el teléfono. Espero que no le pase nada en sus salidas, y normalmente, si la zona es segura, no tiene por qué pasarle, pero desde mi punto de vista es mejor una vida feliz, aunque incluya una muerte prematura, a vivir en una carcel hasta los veinte años. Y para ella, acostumbrada a salir, encerrarla ahora sería como un castigo.
 
ausente ausente

Migateando desde
29-10-08, 10:15

Mensajes: 106



« Respuesta #4 en: 11-08-09, 04:23 »

Sí, vamos a ver si podemos incluir el chip en los presupuestos de este mes o el próximo, a ver si puede ser. Desde que tiene edad para saltar hasta arriba del muro, lleva collar. Llevaba uno negro con corazones monisimo con una plaquita con su nombre y su nº de teléfono pero justamente lo perdió el dia anterior vete a saber donde. Culpa mia por dejarla salir sin collar ni ná. Ahora lleva uno rojo chillón, a ver lo que le dura.
Seguir va a seguir saliendo, se nota que es feliz asi, y como ya comenté en otro post, despues de no dejarla salir durante 2 dias por el problema que tuvo en las uñas, se volvió mucho más irascible y arisca, además de no parar de ir de un sitio a otro de la casa toda nerviosa. Estaba claro que tenía "mono" de aire fresco y ejercicio.
Gracias por vuestros comentarios Smiley
 

Todo el mundo ama la libertad pero vive enamorado de sus cadenas.
-Gibrán
ausente ausente

Migateando desde
18-01-06, 12:02

Mensajes: 1.595



« Respuesta #5 en: 11-08-09, 16:16 »

Schatten lleva sólo collar, no sale a la calle (excepto cuando se escapa escaleras parriba o pabajo), pero si le dejáis salir, yo le iría poniendo el chip...

Menos mal que ha vuelto.
 

POTROTARAINO NAGO
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: