2-12-16, 20:56 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Simba muerde sin parar  (Leído 1258 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
1-10-09, 11:43

Mensajes: 6



« en: 1-10-09, 16:19 »

Hace aproximadamente veinte días que hemos adoptado un gatito. Se llama Simba. Sus dos primeros meses de vida los pasó en un garaje con su madre y una hermana. Al llegar a casa tuvo un comportamiento muy tímido pero cariñoso desde el principio. Nos lamía y ronroneaba cada vez que lo tocábamos. Sin embargo, a medida que han pasado los días, ha empezado a modernos las manos y los pies. De noche nos despierta mordiéndonos y corriendo por encima de las camas y por toda la casa. Intentamos darle juguetes pero nos agarra las manos y los pies. A medida que crece, sus mordicos son más fuertes. Sigue ronroneando cuando llegamos a casa o cuando conseguimos acariciarle sin que nos muerda. Por otra parte, come muy bien y ha aprendido enseguida a usar el arenero.
Es la primera vez que tengo un gato. No sé cómo educarlo y, la verdad, estoy un poco sobrepasada. ¿Podria alguien darme algún consejo sóbre cómo quitarle esa costumbre?
 
ausente ausente

Migateando desde
25-04-08, 12:27

Mensajes: 2.026


« Respuesta #1 en: 1-10-09, 19:53 »

lo mejor es.... otro gato XDDDDD entre ellos aprenden hasta donde pueden morder, y se entretienen haciendolo, y a falta de gato, nuestras manos les encantan. asi que ten a mano un juguete, y cuando muerda manos, la retiras y le pones el juguete, incluso puedes hacerte la enfadada e ignorarle si se pone insistente, que vea que eso no te gusta
 
ausente ausente

Migateando desde
1-10-09, 11:43

Mensajes: 6



« Respuesta #2 en: 2-10-09, 10:24 »

Lo del segundo gato es inviable, me temo. Vivo en un piso muy pequeño y Simba ya nos ha alterado bastante el asunto. No veo preparada para tener otro gato.
 
ausente ausente

Migateando desde
31-01-05, 14:32

Mensajes: 1.053



« Respuesta #3 en: 2-10-09, 11:19 »

Lo del segundo gato es inviable, me temo. Vivo en un piso muy pequeño y Simba ya nos ha alterado bastante el asunto. No veo preparada para tener otro gato.

Lastima, porque es lo que mejor les va. Smiley

Pero vamos, todos los gatillos de esa edad mordisquean, es la edad de los juegos predadores, de ataque y combate. No es que se enfade contigo, ni te quiera hacer daño, simplemente quiere jugar.

Se les puede y debe educar a los gatos para evitar que nos hagan cisco las manos, pero requiere tiempo, paciencia y constancia. Te paso algunos consejos, pero ninguno de ellos es la panacea. Lleva tiempo enseñarles a controlarse. (Lo de los hermanos ayuda mucho, pero aún hay que enseñarles que los humanos tienen la piel mas frágil)



a) Juega con él utilizando un jugete de trapo o un cordón largo, para que mordisquee otra cosa que no sean tus manos. Que queme energías corriendo tras el cordón o el plumero, y cuando esté cansado prueba con las manos.  Así ya estará lángido  y no frenético y podrás ir enseñandole a ser cuidadoso.


b) Riñele en cuanto te haga daño, "NO" con voz bien alta de enfado, detén el movimiento de la mano, extiende el índice y dale con él un golpecito en el hocico, o en la pata con la que se ha pasado de uñas. Es una forma de reprenderlo que él entenderá. Si no hace maldito caso, para de jugar de inmediato y no vuelvas a hacerlo en 5-10 minutos, para que sepa que te has enfadado con él. Esto es un coñazo, porque al principio vas a tener que hacerlo continuamente y te vas a aburrir de estar "NO" "NO" "NO" todo el tiempo, pero tienes que ser ocnstante: Si unas veces le dejas y otras no, le liaras y no valdrá para nada.
No esperes a que te haga daño de verdad, hazlo en cuanto el mordisco o las uñas sean molestos. Ahora es pequeñito, pero su fuerza y tamaño aumentará y lo que hoy es molesto, mañana será un tajo con las uñas.

c) Si te ha echo sangre, haz todo el numerito de parar de inmediato el juego, quejarte, lamerte la mano y darsela a oler. Con eso se dan cuenta de inmediato que se han "pasado tres pueblos". La idea es que se tienen que dar cuenta de que tu eres primero, quejica, y después, frágil. Ya verás como cuando ve que te ha echo daño los siguientes juegos serán algo más delicados... eso si, a la media hora se les olvida y vuelven a las andadas.

d) No le animes. No hagas movimientos bruscos con la mano cuando juegas con él, ni le empujes hacia atrás, o lo revuelques. Se lo tomará como una invitación de jugar a lo bruto.

e) Si te muerde con demasiada fuerza, además del "NO", empuja la mano hacia su boca. Eso le obligará a soltar, al tiempo que sabrá que se estaba pasando.

f) Con mis gatos funcionaba de chiquitines, pero no se si servirá con todos: Cuando se estaban emocionando con los dientes en los dedos, los giraba para covertirlo en una especie de chupete. En el hueco donde nosotros tenemos los incisivos ellos no tienen  nada, ahí es donde encaja el dedo. No solo evitas que te hagan daño, los mios se ponían a rechupetearlo un ratito y bajaban un poco el ritmo, se relajaban. (luego vuelven a lo suyo, tampoco te creas que es la solución mágica)
 
ausente ausente

Migateando desde
1-10-09, 11:43

Mensajes: 6



« Respuesta #4 en: 2-10-09, 13:02 »

Muchas gracias. Como viene el fin de semana y pasaremos más tiempo con él.... voy a tratar de poner en práctica tus consejos.
 
ausente ausente

Migateando desde
25-11-07, 13:20

Mensajes: 527


¡Dejad que los michos se acerquen a mi!


« Respuesta #5 en: 2-10-09, 14:23 »

Es el Síndrome del hijo único, el síndrome me lo he inventado yo, pero es tan real como la vida misma.

Tener un sólo micho y encima cachorro, es como tener 20 michos, te lo digo por experiencia, que el primero que tuve, ni te imaginas la que me lió.

Un hermanito para él es la mejor opción, uno muerde al otro, y piensan "joer cómo duele" y ya no muerden  laugh laugh

Por desgracia, tener dos michos, es casi no tener ninguno, entre ellos se lo guisan y se lo comen, así que al final he optado por tener cuatro, al final siempre hay alguno con ganas de mimos  laugh laugh laugh

Es mi humilde experiencia, mínimo dos, es la mejor opción (y luego, ajustándose al espacio y a la economía, pues...... espantasogres espantasogres espantasogres)

 
ausente ausente

Migateando desde
29-10-07, 15:40

Mensajes: 340



« Respuesta #6 en: 4-10-09, 19:13 »

Tienen toda la razón!!! yo he tardado tres años en darle un hermanito pero al principio utilicé todos los trucos que comenta Chus y como dice, servían para un ratito  llengua Otro era quejarme mucho y muy alto cuando se emocionaba y pegaba un mordisco más fuerte de lo habitual, me miraba con cara de "ésta está loca" pero paraba. Sólo necesitas paciencia.
 
ausente ausente

Migateando desde
8-10-08, 05:46

Mensajes: 54



« Respuesta #7 en: 5-10-09, 04:52 »

Misha tiene dos años y sigue con la costumbre de morder.

Entiende por temporadas, ya definitivamente no me muerde tan fuerte, pero tenemos un sistema de "toque de queda" después de las 10 de la noche, si se me ocurre salir de la recámara rumbo al comedor, la sala o la cocina, él tiene la libertad (impuesta por él mismo, no se la he dado yo) de acechar y saltar a mis tobillos para morderlos y encajar las uñas.

Entonces, trato de no salir mas que lo indispensable en las noches  Grin . Es más una anécdota que una solución jejeje, pero no creas que no tenía una solución para darte, solo moría por contar que vivo en régimen gatuno-militar.

Tengo una crema humectante para el cuerpo que tiene aloe vera, pepino, té verde y caléndula entre otras cosas, tiene un olorcillo herbal. Cuando Misha anda fastidiado porque no juego lo suficiente con él, que viene a morderme incluso a la cama... es hora de que mis brazos y piernas sean humectados jejeje. No sé cual de los ingredientes es el que le molesta, quizá tiene un sabor feo... el caso es que en cuanto me muerde, detesta mi sabor y deja de hacerlo. Así hago dos cosas a la vez, evito que me muerda y mi piel se encuentra más suave, por el ritual de humectación nocturna.

Mi hermano dice que hay un líquido llamado "bitterapple" que venden en algunas veterinarias y tiene el mismo efecto, que al probar tu sabor, les desagrade lo suficiente como para que pierdan el interés en masticarte.

Claro, no olvides reprenderlo si muerde demasiado fuerte, cuando sea mayor y con poco esfuerzo haga mucho daño será difícil controlarlo... también a veces me funciona la técnica de la "llorona que no aguanta nada", quejarme mucho y fingir llorar, porque Misha se siente un poquito culpable y comienza a lamer las heridas de la llorona (yo).

Espero en algo te hayan servido los consejitos.
 
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: