6-12-16, 06:53 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Perros y gatos. ¡Por fin, Cereza!  (Leído 2988 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
24-10-09, 01:35

Mensajes: 29



« en: 30-12-09, 23:14 »

¡Hola a todas y todos!

Llevo mucho tiempo ausente por diferentes asuntos que me han impedido conectarme todo lo que quisiera, pero al fin lo he conseguido... a tiempo de terminar el año con ustedes.

Cereza, a quien conocí en otro foro, me pidió hace muuuuucho tiempo que copiapegara un fragmento de hilo referente a las diferencias de comportamiento entre perros y gatos. En aquella ocasión recuerdo que estábamos debatiendo sobre si a los animales se les podía llamar asesinos, y por qué ocurre que un gato se encuentra con un perro y, sin mediar provocación por parte de uno, el otro lo ataca. Yo contesté con ese fragmento que pergeñé como pude. Soy una gran admiradora de César Millán, que comprende el lenguaje gestual de los perros, y de Paul Leyhausen, que hace lo propio con los gatos. Por cierto que aquí no escribí nada sobre las posiciones del bigote y la apertura de las pupilas gatunas, que también son sus "palabras", pero bueno.

Es un copiapega, que Cereza me sugirió alguna vez que estaría bien incluir en este foro. Seguramente necesita mil correcciones y ampliaciones. Seguro que ustedes lo pueden hacer mejor que nadie...

Procedo:

"El problema entre perros y gatos es que los dos tienen lenguajes corporales completamente opuestos. Por ejemplo, si un perro mueve la cola es que está contento, y en cambio si un gato la agita es que está nervioso. Si un perro agita la cola delante de un gato, lo más posible es que éste lo tome como un síntoma de ataque inminente, y lo ataque o le bufe o huya.

Cuando un gato está asustado o agresivo arquea el lomo y eso es lo que hace un perro exactamente en situación opuesta, cuando se muestra amigable y quiere jugar. Al contrario, cuando un gato quiere jugar se tira al suelo y suele revolcarse con la panza arriba, que es lo que hace el perro como señal de sumisión delante de un superior.

Cuando un perro reclama territorio, levanta la cola, y ese gesto, para el gato, significa felicidad y estado de ánimo amistoso (frotarse las colas alzadas o dobladas es un saludo normal entre gatos).

Cuando un perro se siente confiado, mira fijamente, (...), y eso es lo que nunca hace un gato, cuando un gato te mira fijamente es que está alerta y en cambio manifiesta su confianza desviando la mirada y cerrando los ojos, como hace un perro sumiso y asustado.

Dos gatos que se encuentran de frente en un territorio neutral, lo que hacen es quedarse inmóviles mucho rato mirándose fijamente. A veces empieza lo que se conoce por "concierto de gatos", en donde los dos empiezan a maullar entonando una especie de melodía bastante enervante y que va subiendo en intensidad, hasta que uno de ellos se rinde y se aparta para ceder paso al otro, o bien mira para otro lado, se sienta y se lame el costado (aseo de compensación), y el gato vencedor que maulló más fuerte es el que puede pasar primero.
Un perro alegre también ladra fuerte, por lo que el gato puede interpretar sus ladridos de bienvenida o de invitación al juego (sobre todo, si da saltitos laterales y se agazapa) como un aviso de ataque. Los saltitos laterales de los gatos son un aviso de ataque. Al igual que arquear la cola con la punta entre las patas, que indica que el gato se siente agresivo o muy asustado, y en cambio en los perros es señal de sumisión.

Así que los encuentros entre perros y gatos, que aparentemente "están tan tranquilos y no se han provocado", en realidad suelen ser un desencuentro a nivel del gesto corporal, en el cual, sin querer, uno siempre insulta o provoca o desafía al otro. También he oido muchas veces la historia opuesta, un perro se acerca a un gato amistosamente y éste le ataca con furia.

Cuando un gato está contento ronronea, y el perro interpreta este sonido como un gruñido amenazador.

Sencillamente, el perro que ve al gato tan tranquilo seguramente se da cuenta de que tiene la cola levantada, o que lo mira fijamente y sin inmutarse, y se siente retado en la lucha territorial. Un perro, por instinto, va reclamando territorio por donde suele pasar, otra cosa es que lo consiga... El caso es que el perro va por la calle y ve a otro animal parecido a él que lo desafía, que no hace caso de sus advertencias gestuales, y por eso lo mata.

El secreto de la amistad entre la yorkshire de mi vecina y mis gatos era, sencillamente, que la perrita entró a vivir de cachorra en una casa con gato adulto, y éste le enseñó el lenguaje de los gatos. Y por eso la perrita nunca entraba en mi casa ladrando alegremente y moviendo la cola (con lo cual hubiese sido inmediatamente atacada por mis gatos), sino que entraba de forma cauta y con la cola alzada pero inmóvil, y en vez de agazaparse para jugar prefería acercarse a mis gatos por el costado y frotarse con ellos, y por eso en mi casa nunca hubo "asesinatos" ni cosas de esas, porque es que, aunque no se habían criado juntos y apenas se conocía, la perrita sabía idiomas y sabía exactamente cómo transmitir sus sentimientos en idioma gatuno."

¡Saludos!  Wink
_________________
 
ausente ausente

Migateando desde
2-12-07, 15:28

Mensajes: 3.275


« Respuesta #1 en: 31-12-09, 10:35 »

Como no hay icono de aplausos, escribo el sonido "plas, plas, plas" Totalmente de acuerdo en todo. Nosotros tenemos perro y dos gatos y sus comportamientos son totalmente diferentes. Ellos se llevan muy bien, especialmente Pelusa con la perrita, Sara. Pienso que es así porque Sara es una perra que en casa es muy tranquila, y que tiene mucho cuidado con los gatos, además es muy sumisa, tanto que cuando uno de los gatos esta en su cama o incluso si le hecho de comer y uno de los gatos va a su plato antes que ella, ni siquiera es capaz de acercarse, sino que espera hasta que el gato se va. Yo cuando veo algo así quito al gato, para que este se dé cuenta que no es suyo ese lugar o esa comida.
También me llama la atención como se comporta Pelusa con Sara. Cuando viene de la calle, ella es la primera que va corriendo a saludarla, y Sara se queda quietecita (más buena ella Smiley)
. A veces también Sara está tumbada y Pelusa le empieza a lamer los ojitos, y a Sara le gusta, pero no le hace ningún ademán brusco, por lo que Pelusa repite (no he conseguido hacer una foto del momento, pero a ver si lo consigo y os la pongo).
Tengo que decir que Sara es una perra de 25 kg., vamos que no es pequeña y es sorprendente lo cuidadosa que es on los gatos, aparte de que Sara tenía ya seis años cuando adoptamos a Pelusa.
 
ausente ausente

Migateando desde
30-03-04, 11:30

Mensajes: 7.285


¡El descanso del guerrero y la mirada del jefe!


« Respuesta #2 en: 1-01-10, 01:53 »

 dit amunt dit amunt dit amunt dit amunt dit amunt dit amunt dit amunt dit amunt dit amunt
 

ausente ausente

Migateando desde
29-10-07, 15:40

Mensajes: 340



« Respuesta #3 en: 1-01-10, 18:52 »

BRAVO! BRAVO!!!

Ya me decía mi madre que aprender idiomas era bueno  Grin Grin
 
ausente ausente

Migateando desde
13-10-02, 12:40

Mensajes: 5.130


Jas, Nel y Balam.


« Respuesta #4 en: 1-01-10, 21:32 »

Muy interesante, ¿por qué no lo dejas en artículos para que no se pierda?, estaría muy bien dit amunt dit amunt
 

ausente ausente

Migateando desde
11-02-05, 18:09

Mensajes: 77


« Respuesta #5 en: 10-02-10, 12:34 »

 ;DSí que está bien saber idiomas, si... Hacía un montón que no entraba en el foro, y oye, siempre encuentro solución para mi problema. A ver si vosotros podeis ayudarme: tengo dos gatos de seis y tres años; esta semana santa quizá tenga que quedarme unos días con el perro de mi sobrina, un cachorrito de mes y medio aproximadamente. Claro, la condición para ello es ver como reaccionan los gatos. Realmente me gustaría mucho hacerle el favor. ¿Podrías darme algún consejo? Mis gatos no han visto un perro en su vida.  ¿Tendré que seguir las pautas de presentación como cuando llevas un nuevo gato?... No me apetece demasiado que cuando el cachorro esté en casa tenerlo siempre en una habitación cerrada. Bueno, gracias por adelantado, a ver que me podeis contar sobre el tema.
 

Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: