4-12-16, 23:21 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Gatita asustadiza y que nos rehuye  (Leído 1924 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
10-02-11, 17:44

Mensajes: 2



« en: 11-02-11, 10:03 »

Buenos días!

Soy nuevo por aquí aunque ya he tenido algunas experiencias con gatos. El caso es que hace una semana adquirí una gatita de los bosques de Noruega de 4 meses de edad. Esta raza me atraia mucho por su pelaje, belleza y había leido que tienen muy buen carácter.

El caso es que tanto mi pareja como Yo estamos un poco preocupados con ella. Parece que se ha adaptado bastante bien al piso: Come, bebe, usa su bandeja, juega, explora, corre por el pasillo (de hecho ahora mismo lo está haciendo); pero con Nosotros la historia cambia. Es súper-miedosa, no tolera para nada que la toques, se esconde bajo la cama y si intentas cogerla te bufa (por suerte ni araña ni muerde). Me hago varias preguntas: ¿Será así siempre o necesita tiempo para hacerse más a Nosotros? ¿No la socializaron bien los criadores quizá? Es que tiene auténtico pavor a ser tocada!

Pediría por favor, consejos de actuación para que "aprenda" a tolerarnos mejor. Yo la he cogido algunas veces y después le doy premio (un trocito de jamón o pavo que le encanta) pero no sé si obligarla a ser cogida puede ser contraproducente o por el contrario es la forma de que se acostumbre a ser manipulada. No sé, contadme experiencias similares y que tal os fue. Es que tuvimos anteriormente una gata negra europea común y era un auténtico amor desde el segundo día de tenerla.

Muchísimas gracias!
 
ausente ausente

Migateando desde
31-01-05, 14:32

Mensajes: 1.053



« Respuesta #1 en: 11-02-11, 11:08 »

Cada gato tiene su carácter, y los hay más o menos asustadizos. Mis gatos vinieron de la calle, eran hermanos de camada, y mientras el macho la segunda noche ya la durmió en mi hombro, la gata tardó semanas en perderme el miedo. Te doy algunos trucos que me funcionaron bien: Smiley

-Juega con ella con la ayuda de un cordel largo. Así puede marcar ella sus distancias de seguridad al tiempo que se relaciona con vosotros. Cuando ya tenga la costumbre, puedes sentarte en el suelo y hacerla saltar por encima de tus piernas, acercarla... (pero cuidado con eso, que las uñas cuando corren son como crampones)

-Acercate a ella tumbado, estirado a tope y si puedes, desde un punto más bajo que el que ella ocupe. Al principio mi gata solo dejaba que la acariciara así, cuando sabe que no puedes agarrarla por sorpresa

- Trocea un poco de jamón o pavo en cachitos, y ofreceselo en la mano. Si no lo come de ahí, ponlo en el suelo  retira el brazo.  Cuando lo coma, repitelo y vete acercando el trocito cada vez.

-Ponle ropa usada (camisetas, pijamas) de acolchado en sus sitios favoritos, para que se familiarice con vuestro olor.

-Dejala pasar al dormitorio cuando durmais, para que os pueda olisquear e investigar. El gato distinge perfectamente el sueño, y se atreve a más cuando te ve así. (esta puede tener contraindicaciones: Si se acostumbra a dormir con vosotros, después echarla del dormitorio puede ser de difícil a imposible. Yo ya me he acostumbrado a dormir con un gato en el pecho y otro entre las piernas.)

En cuanto a lo de cogerla quiera o no, al menos a mi ni fu ni fa. Tuve que hacerlo porque tenía que hacerle curas (vino con una herida por rascarse las pulgas) y no vi que perjudicara, no me tenía más miedo después, pero tampoco vi que eso supusiera avances.

En mi caso también ayudó que fueran dos y el macho fuera más lanzado: Como no quería dormir sola, se fue atreviendo a dormir conmigo. Fui notando como progresaba su confianza según se aproximaba más en la cama para dormir XD XD XD
 
ausente ausente

Migateando desde
10-02-11, 17:44

Mensajes: 2



« Respuesta #2 en: 16-02-11, 09:43 »

Muchas gracias por tus consejos Chus!

Algunos de ellos ya los estábamos aplicando y la verdad que en 4-5 días el cambio ha sido notable. Sigue siendo un poco miedosa y cuando algo no le acaba de gustar se mete enseguida bajo la cama, pero se ha abierto mucho más. Ya no nos bufa, se deja tocar y coger (cuando a ella le apetece eso si  Smiley y hemos empezado a oir grandes ronroneos sobretodo cuando la cepillamos.

Mi consejo personal para los que tengan problemas similares es mucha paciencia, insitir con el tema de los juegos y siempre que estéis cerca del gato movimientos muy suaves, voz calmada y nada de brusquedades o ruidos fuertes.
 
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: