11-12-16, 14:48 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Duquesa, gata azul viviendo en la calle; Sevilla  (Leído 966 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
25-07-11, 15:46

Mensajes: 747



« en: 2-08-11, 12:18 »

Duquesa es una gata con una historia triste a sus espaldas. Nació hace ocho años y fue vendida a una familia como tantas mascotas.
Después de un tiempo fue abandonada, pues se escapó y se quedo preñada. Su vida en la calle no ha sido fácil...entre camadas que ha visto morir y otras tantas que desaparecieron, dias frios y humedos o de calor
infernal.

Los vecinos a veces le bajan algo de comida y agua, y ella acude como loca a comer y a agradecer el gesto, dejandose acariciar y haciendoles carantoñas.

Ahora Duquesa corre mucho peligro, unos niñatos se dedican a perseguirla para hacerla daño, los vecinos los echan y los regañan, pero temen un mal fin para esta gata.

Por favor ayúdanos a encontrarle un hogar. Esta en Sevilla y urge adopción, o acogida.

Contacto: adopciones@defensafelina.org

[adjunto borrado por el administrador para dar cabida a los nuevos]
 
ausente ausente

Migateando desde
23-05-11, 14:07

Mensajes: 1.170


« Respuesta #1 en: 22-06-12, 15:42 »

Sigue en la calle

[adjunto borrado por el administrador para dar cabida a los nuevos]
 
ausente ausente

Migateando desde
23-05-11, 14:07

Mensajes: 1.170


« Respuesta #2 en: 9-09-12, 12:04 »

Sigue en la calle
El nombre por el que me conocen las buenas personas que hoy en día me cuidan y alimentan, es Duquesa, pero todo comenzó hace 10 años.Mi historia empieza a contarse en uno de esos muchos lugares donde más gatitos como yo nacen con un fin concreto. Soy una gatita a la que trajeron al mundo para ser vendida, como una vulgar manzana en un supermercado. Yo y todos mis hermanos éramos expuestos para que la 'gente' nos viera y se compadeciera de nosotros. Así es como se venden los animales... los cachorros parecen tan indefensos, pequeños y bonitos, que cualquiera, sin pensarlo dos veces, se los quedaría.Mis primeros días pasaron junto a mi mami y mis hermanos, pero muy pronto nos separaron de ella. Al cabo del tiempo la gente se fue llevando a mis hermanos, y un día, me tocó a mi.Los primeros días de mi nueva vida eran tristes y monótonos. Yo solo quería estar con mi familia de verdad, pero solo recibí a cambio una familia de 'extraños'.Poco a poco fui acostumbrándome a aquellos 'extraños' y podría decir que aquellos primeros años en aquel nuevo lugar empezaron a parecerme felices. Era muy pequeña, y les gustaba pasar tiempo jugando conmigo y achuchándome. Al final, pensé que no se estaba tan mal. Creí haber encontrado un hogar y una nueva familia que me daría el mismo cariño y amor como mi madre nos dio a mi y a mis hermanos. Pero ese sueño de vivir feliz no duró para siempre.Día a día, me fui haciendo cada vez más grande y al mismo tiempo que crecía, me hacía cada vez más hermosa. Mi figura se estilizó, mis sentidos se avisparon. Estaba cada vez más adaptada a lo que ya conocía como mi hogar.Sin embargo, un día, el cual nunca podré olvidar, no pasó nada.No me acariciaron, no me hablaron, no me achucharon,... ni siquiera me miraron con aquellas miradas llenas de complicidad y amor que me mostraban cuando tan solo era una pequeña bola de pelo maullando y correteando por la casa. Hoy ya no era aquella gatita. Hoy era para ellos, una desconocida.Cuando quise darme cuenta se habían marchado... y yo, me quedé ahí donde me veis, en medio de una sucia calle, llena de peligros y malas personas que podrían hacerme daño.Hace más de dos años que llevo viviendo en la calle. Ni siquiera siendo de esa bonita raza que se conoce en todo el mundo como 'Azul Ruso', la gente me quiere. El tiempo no se pone de mi parte, y ya, con 10 añitos tras de mí, mi salud empieza a resentirse. Duermo bajo el frío en invierno, y bajo el calor en verano. Hay veces que no puedo beber o comer, si nadie viene a visitarme y me trae cositas deliciosas. Paso los días sola, aquí, en el mismo lugar donde la que creí que era familia, me abandonó.Mi propia vida del día a día, se ha convertido en mi mayor pesadilla.Hace ya más de un año que la protectora Defensa Felina Sevilla recibió el aviso de unos vecinos que habían visto a Duquesa en la calle. Desde entonces no ha preguntado nadie por ella apesar de la difusión que se ha hecho de su caso.Y por esta misma razón, no quiero que caiga en el olvido. Duquesa sigue ahí fuera esperando un hogar, y se merece que al menos, la gente sepa que está ahí.Yo misma, he escrito la historia de Duquesa, a partir de datos que nos fueron contando y lo que suponemos pudo ocurrir. Historia que coincide con muchos otros animales, que día a día son abandonados en la calle después de que un horrible día, unos ingenuos los compraran.Si puedes ayudar a Duquesa como casa de acogida o si estás dispuesto a adoptarla, escríbenos en la mayor brevedad a: adopciones@defensafelina.orgSi no puedes acogerla o adoptarla, difunde! Es la única forma de ayudarla a salir de allí!Gracias a todos,
 
ausente ausente

Migateando desde
23-05-11, 14:07

Mensajes: 1.170


« Respuesta #3 en: 12-10-12, 13:40 »

Adoptadaaaaa
 
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: