6-12-16, 15:06 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: The Atlantic: revista gatera  (Leído 2173 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
11-01-05, 13:21

Mensajes: 7.274


Mefis & Lilith


« en: 24-02-13, 08:31 »

De casualidad, he encontrado un artículo chulísimo de esa revista que explica genialidades felinas de las que nos gustan.

A partir de él, se llega a otros dos artículos interesantes. Estaremos amatentes a The Atlantic.

http://www.theatlantic.com/technology/archive/2013/02/mischievous-cats-in-world-history-part-3/273412/
 

ausente ausente

Migateando desde
30-03-04, 11:30

Mensajes: 7.285


¡El descanso del guerrero y la mirada del jefe!


« Respuesta #1 en: 24-02-13, 13:50 »

Pues será chulísimo, pero está en inglis. Mi nivel de 3º de BUP no da para muchas alegrías.  Embarrassed
 

ausente ausente

Migateando desde
11-01-05, 13:21

Mensajes: 7.274


Mefis & Lilith


« Respuesta #2 en: 24-02-13, 14:56 »

¿Y del gogle translate ha oido hablar?

Ya se lo pongo yo aquí, oiga: translate.google.com.

Pruebe, pruebe.
 

ausente ausente

Migateando desde
30-03-04, 11:30

Mensajes: 7.285


¡El descanso del guerrero y la mirada del jefe!


« Respuesta #3 en: 24-02-13, 18:54 »

Sí, hombre. Para leer traducciones tipo:

Si usted ha estado siguiendo el blog de esta semana, hemos visto nuestros posts sobre un gato que dejó sus huellas de pata en el trabajo de un escriba medieval y otro que dejó su marca en un ladrillo hecho en Inglaterra durante la época de los romanos que acabaron en un mando a distancia puesto de avanzada de la Compañía de la Bahía Hudson llamado Fort Vancouver, en el estado de Washington, donde ahora se encuentra en un museo para ser visitado por los escolares.

Siempre me he fiado más de http://tradukka.com/ pero en este caso, tampoco se cubren de gloria:

Si usted ha estado siguiendo el blog esta semana, has visto nuestros posts sobre un gato que dejó su pawprints en una obra medieval de escribas y otra que dejó su huella en un ladrillo hecho en Inglaterra durante romano terminó en un remoto puesto de avanzada de la Hudsons Bay Company veces llaman Fort Vancouver en el estado de Washington, donde se encuentra ahora en un museo para ser visitado por los escolares.


Que conste que no me lo invento. Esas son las traducciones del primer párrafo del artículo según google y según tradduka.
 

ausente ausente

Migateando desde
11-01-05, 13:21

Mensajes: 7.274


Mefis & Lilith


« Respuesta #4 en: 27-02-13, 16:54 »

Sí, hombre. Para leer traducciones tipo:

De ahora mismo del translate. ¿Que es mejor leer el original? Claro: eso hago yo. ¿Que si no se puede el trasto sirve? Pues sí. Lea, lea.

"Si usted ha estado siguiendo el blog de esta semana, hemos visto nuestros posts sobre un gato que dejó sus huellas de pata en el trabajo de un escriba medieval y otro que dejó su marca en un ladrillo hecho en Inglaterra durante la época de los romanos que acabaron en un mando a distancia puesto de avanzada de la Compañía de la Bahía Hudson llamado Fort Vancouver, en el estado de Washington, donde ahora se encuentra en un museo para ser visitado por los escolares.

Me encantan estas dos historias de gatos, pero ninguno de ellos es tan divertido como el dúo de anécdotas registradas por Thijs Porck, profesor en el Departamento de Inglés Lengua y Cultura en la Universidad de Leiden.

En la primera, que narra la historia de un escribano 1420 cuya preciosa obra se orinó por un gato y luego, el olor a ser atractivo para otros gatos, muchos otros felinos. Tuvo que hacer un dibujo pequeño de un gato y lo que parecen ser las manos que señalan a los bordes de la mancha de la orina. Beware Reader, parece estar diciendo (en este caso con el original latino y la traducción de Porck)"
 

ausente ausente

Migateando desde
30-03-04, 11:30

Mensajes: 7.285


¡El descanso del guerrero y la mirada del jefe!


« Respuesta #5 en: 28-02-13, 13:29 »

Querido, la primera traducción es la misma que me dió a mí.

En la primera, que narra la historia de un escribano 1420 cuya preciosa obra se orinó por un gato y luego, el olor a ser atractivo para otros gatos, muchos otros felinos. Tuvo que hacer un dibujo pequeño de un gato y lo que parecen ser las manos que señalan a los bordes de la mancha de la orina. Beware Reader, parece estar diciendo (en este caso con el original latino y la traducción de Porck)"

La obra se orinó por un gato.  Shocked Bonita construcción.  Grin

¿Y la conservó? ¡Qué guarro! (Con perdón). Me refiero al escribano, claro.  El primer gato y los otro felinos atractivados no tienen la culpa.

Un pasmo será dado a nuestro administrador leyendo tan imaginativa uso de la lengua. La escrita, no la del felino gato.


 

Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: