8-12-16, 10:44 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Drusila, Sandokán y Blanquito...Estas son nuestras historias  (Leído 569 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
19-02-14, 13:03

Mensajes: 1


« en: 19-02-14, 13:09 »

Drusila, una rusian blue preciosa, aunque algo raquitica. Seguramente tus dueños te compraron, pero cuando creciste un poco, y dejaste de ser un juguete, te echaron a la calle sin miramientos, como ocurre con muchas otras mascotas que caen en manos de desaprensivos. No pasaste hambre porque hubo quien te ayudó, ni frío porque dormías en la cajita que te colocaba bajo el coche abandonado. Sandokán, como te puse, se llamaba al principio Monchito, pero tu dueña trajó a casa un perro que te hacía la vida imposible, y tuviste que escapar por el balcón. La vida en la calle era dura, aunque tenías gente que te apreciaba y ayudaba, pero ahora tenías libertad para hacer auténtica vida de gato, para correr libre, para refocilarte y tener hijos, lo mejor del mundo para un gato...
Luego vino Blanquito, más fuerte que Sandokán. No te miré con buenos ojos porque querías echar a Sandokán, pero la vida me enseñó que hay que dejar obrar a la naturaleza, porque gracias a ti conocí  a tu hija: "cabrita", una maravilla de gata, de pelo de algodón, que ahora vive en una granja.
La vida en la calle para los gatos es dura, pero tienen derecho a vivir su vida y sus historias. Los gatos tienen demasiados enemigos en esta sociedad  fría y deshumanizada. Unos caen en manos de gente sin escrúpulos, que los captura aprovechando la impunidad de la noche, como ladrones, y luego  los cocina en restaurantes asquerosos, donde la limpieza brilla por su ausencia; otros caen en manos de veterinarios desaprensivos que los someten a la tortura de una operación sin sentido, al aire libre, sin higiene, rodeados de moscas, polvo y contaminación, para llenar el bolsillo del veterinario;  otros son víctimas del vecino mealpilas de turno, al que le molesta su sola presencia.
¿Recordáis esa peli en que los marcianos poseían a los humanos y todos eran fríos y sin sentimientos? Esa es la sensación que tengo cuando visito algunos barrios de mi ciudad donde vive gente "pija". Barrios donde una amiga daba de comer a los gatos en un  arbusto, y el arbusto era podado hasta la saciedad, con lo que había que cambiar a los gatos de "refugio".... Gente uniformada, fría y sin alma, que ven en un magnifíco animal como es el gato (aunténtico habitante antes que llegara el constructor de ese lugar) a un elemento que les rompe el paisaje ideal para la fría y uniformada armonía de esas cabezas que dan un poco de miedo en su ansia de vivir una vida tan milimetrada y "perfecta"... Algo que siempre me ha parecido que rozaba visos psicopáticos...
Nuestros maravillosos amigos gatos, tienen derecho a pasearse por donde gusten, y a refocilarse cada vez que gusten, pero el número de meapilas crece, porque estas familias más preocupadas por la mancha en su moqueta, son felices en unos parajes donde los gatos estén castrados, o marginados en casas, porque les molesta, les rompen su enferma visión del paisaje.
La persona de corazón , no esos desalmados, ven un gato y son felices, están viendo un magnífico animal, se dan cuenta que por unos instantes, acariciando ese gato, son unos verdaderos privilegiados. Pero luego están los de alma podrida, que solo ven en nuestros queridos  pequeños felinos eso, un estorbo en esa vida american beauty prefabricada y falsa.
Nos dicen que hay superpoblación gatuna, para justificar la carnicería de la que hablé antes de las campañas de esterilización, pero es mentira, cada vez se ven menos gatos, esa es la auténtica verdad. Y ya es bastante dura la vida de ellos libres, como para encima no tratar de defenderlos de estos que se dicen sus amigos solidarios, y solo van a llenar su bolsillo......................................... .................................

<i>Sandokan: macho alfha por un año------Ahora en paradero desconocido.....................
Drusila: hembra multipartípara, defendías como nadie tu territorio------Ahora en paradero desconocido.................
Blanquito: nuevo macho Alfha, un auténtico campeón con mucha descendencia--------------Ahora en paradero desconocido....</i>
<b>..........................
¡Porque unos desalmados os robaron vuestras historias!</b>.................................................

Creo que cada gato es único, "pintado a mano por ángeles", con personalidad única y vivencias propias y direrentes y merece que su historia y sus vivencias nos enseñen. Me gustaría crear la "casa del gato", no una asociación, solo  un lugar donde los niños y adolescentes, pero también los adultos, puedan compartir y hablar de las historias de sus gatos, de raza o no, caseros o callejeros. Que se relate todo el amor que nos dan para que otros se acerquen a ellos. Escribir estas experiencias  y dejarlas allí, o hacer dibujos con esos gatos o fotografías. Esto enseñaria a ser más conscientes y a entender que son seres maravillosos,con alma, y que merecen ser dueños de su destino, y que nosotros seamos sus amigos y les ayudemos, y no todo lo contrario... Haciendo del mundo un lugar más cálido donde vivir, de la mano de nuestros queridos gatos, de los que tanto tenemos que aprender.
Encontré esto en el blog:http://misqueridosgatusos.blogspot.com.es/
 
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: