7-12-16, 17:21 *
Bienvenido/a, Visitante. Por favor, inicia sesión o regístrate.


¿Has perdido el email de activación?
 
Páginas: [1]   Ves abajo
  Imprime  
Autor/a Asunto: Limpieza de oídos y ojos en gatos  (Leído 576 veces)
0 usuarios y 1 visitante examinan esta línea
ausente ausente

Migateando desde
9-07-12, 12:02

Mensajes: 16


« en: 19-09-14, 14:56 »

Limpieza de los oídos:

Un oído sano no debe oler y debe tener un aspecto limpio.

La limpieza se puede realizar con una gasa humedecida con agua tibia o toallitas especiales para el oído por el pabellón auricular, (sin entrar dentro del oído) y así llevarse la suciedad que haya.

La limpieza siempre debe ser de dentro hacia fuera, de manera que la suciedad nos la llevamos con la gasa. Cuando cambiamos de oreja también cambiamos la gasa humedecida, así no llevamos la suciedad de un oído al otro. 

Si esta suciedad es un cerumen de color oscuro, es húmedo o seco, debe acudir a su veterinario, podría tener ácaros. La presencia de ácaros puede producir que el gato se rasque  insistentemente la oreja o que incline la cabeza. En este caso no le dé ningún tratamiento, acuda al veterinario.

Nunca utilice para limpiar el canal auditivo un bastoncillo o algodón, puede empujar el cerumen hacia el tímpano y en casos especiales, algún cuerpo extraño.

Limpieza de los ojos:

Unos ojos sanos tienen una córnea húmeda y transparente, la conjuntiva blanca y escasa secreción lagrimal.  Si observamos pelos que puedan molestar o irritar al ojo habrá que sacarlos (mejor que lo haga el peluquero felino).

Utilizaremos una gasa con suero fisiológico o unas toallitas especiales para los ojos. Limpiaremos siempre de dentro hacia fuera, es decir, del lagrimal hacia el otro extremo con mucho cuidado y suavidad, de manera que la suciedad nos la llevamos con la gasa y ya no vuelve a pasar por encima del ojo. Cuando cambiemos de ojo, siempre cambiar de gasa, coger una de limpia, de este modo no pasaremos la suciedad de un ojo al otro.

El lagrimeo constante no es normal en los gatos, por lo que debemos acudir al veterinario para asegurarse que no haya alguna malformación en las glándulas lagrimales o de los párpados o haya un problema infeccioso o vírico.

Los gatos con la cara chata como los persas son propensos a padecer lagrimeo, éste que se reseca y queda adherido al pliegue de piel bajo el ojo, esto se puede sacar ablandándolo con una gasa humedecida con agua tibia. Si los ojos y la piel que los rodea no son normales acuda al veterinario.

Sin dejar de insistir, cualquier enrojecimiento del ojo, color de lágrima (en este caso mejor que no se limpie para que la pueda ver el veterinario), conjuntivitis, puntos en la córnea (posible úlcera) hay que acudir al veterinario.

En el proceso de mantener la higiene tanto de los oídos y ojos de nuestros gatos es de vital importancia usar material adecuado y fiable, para no tener ningún problema con nuestros gatos y no causarle heridas o que coja alguna patología en el proceso, nosotros te ayudamos para que encuentres en la tienda para gatos el material de más calidad e higiénico.

Visita nuestra tienda para gatos y descubre más consejos.
 
Páginas: [1]   Ves arriba
  Imprime  
 
Ves a: