Tina

Tina

Buscador

Índice de artículos

Archivo por meses

Canal de suscripción

RSS-artículos

Contribuye

Envíanos tu historia por correo en un documento Word, con fotos si quieres, a .

Condiciones: que sea un relato verídico (no de ficción, ni tampoco una mera efusión o apunte), de un folio como mínimo, escrito de modo correcto. Nos reservamos el derecho de editarlo para ajustarlo a la normativa o mejorar el estilo si conviene. No garantizamos un plazo de publicación, aunque trataremos de que sea lo más breve posible.

Apartados: cuando una misma persona cuente con tres o más artículos publicados, le abriremos un apartado propio.

Inicio » General » Arturo, mi rey

Arturo, mi rey

Mayte Tinajero

Llevo tres días con él. Es la primera vez que tengo un gato, pero él y la persona que me lo regaló son hoy por hoy mi vida. Se llama Arturo (es que mi marido ha sido muy original), tiene 41 días y es blanco con unas patas enormes.

No para quieto, no nos deja dormir, porque a cada hora se despierta y quiere jugar, así que es como tener un bebé en casa, o peor, porque los bebés no muerden, y Arturo me tiene frita a mordiscos.

Estoy todos los días documentándome sobre gatos, educación, juegos, salud..., porque quiero que no le falta nada y que los tres juntos seamos muy felices.

Os cuento que en estos tres días he tenido más visitas que la Casa Real. Mi hermana llama por las mañanas y por las noches para ver qué tal está Arturo, y cómo pasa las noches; aunque Arturo pasa las noches divinamente, los que no dormimos somos mi marido y yo.

Mi madre viene todos los días a visitarlo y le ha comprado su camita. Mi suegra también está encantada con él y le ha comprado una oveja de peluche, ya se sabe cómo son las abuelas con estas cosas....

Me parece increíble, que un animalito así, tan pequeño, con tan poco tiempo que hace que lo tenemos, pueda significar tanto en la vida de las personas. Me paso el día trabajando y durante todo el día pienso en Arturo, en si habrá comido, qué estará destrozándome (cariñosamente hablando)... No veo la hora de llegar a casa y jugar con él.

Les diré que he leído todos estos días que los gatos odian el agua, que no les gusta nada. Pues para mi sorpresa, esta mañana me estaba dando una ducha y Arturo se moría de ganas de entrar en la bañera. Llamé a mi marido para que lo sacara del baño, pues estaba cogiendo carrerilla y todo para meterse en la bañera conmigo. Se lo llevó al salón y cuando yo ya me estaba vistiendo en otra habitación, oímos llorar a Arturo y –no se lo van a creer– ¡estaba dentro de la bañera!

Me gustaría que me dieran consejos y recomendaciones para cuidar de Arturo ¡y de mi mobiliario! Y por favor, que me digan qué debo hacer con los mordiscos que me da, porque ahora son tolerables pero cuando crezca la cosa cambiará.

Un millón de gracias.

(Nota del administrador: puedes leer las respuestas que le han dado a Mayte en el foro aquí).

24-10-2008