Inicio » General » ¿Dónde estás, Tato?

¿Dónde estás, Tato?

Amadeus

Este es un mensaje para Tato, un gato de dos años y medio que hace dos semanas salió de casa y no regresó. Yo me encuentro fuera de mi país, Perú, y recibí la noticia por teléfono. Lo que escribo lo hago con la esperanza de que pueda captar la vibración de mi profundo cariño.

Tato, te escribo este mensaje para decirte cuánto te quiero y cuánto sufro por tu ausencia. No me avergüenzo de admitir que siendo un hombre adulto estoy llorando por ti. Ahora mismo que lo escribo, lágrimas salen de mis ojos. Llegaste a casa cuando estábamos abatidos por muchos problemas y tu fuiste una fuente de alegría y gozo.

Solo me quedan como recuerdo esos momentos en que fui inmensamente feliz cuando estabas con nosotros. Recuerdo tu carita de gatito pequeño a pesar de tus más de dos años, tus grandes y hermosos ojos verdes, tu esbelta figura. Recuerdo tu aire despreocupado y tu desapego de la vida. Recuerdo tus juegos y tus travesuras. Recuerdo cómo te echabas en el suelo para que jugáramos contigo. Y cómo dormías en mi cama y apoyabas la cabecita en mi brazo. Y lo loquito que te ponías con las aceitunas. Y las mañanas en que muy temprano exigías tu comida. En fin, recuerdo cada uno de esos instantes que pasé contigo, querido amigo.

Y ahora saber que ya no estás con nosotros me apena profundamente. Si solo pudiera saber que has encontrado un nuevo hogar donde te quieran tanto como nosotros estaría feliz. Pero no sé nada de ti. Te seguimos buscando día y noche, en la oscuridad y el frío. Solo teniendo esperanza de que en cualquier momento nos volvamos a encontrar. Y que se haga el milagro de nuestro reencuentro. O, si no, solo quedará como última esperanza ese momento en el cual todos los seres que hayan trascendido se encuentren y sean uno por la eternidad.

Desde lo más profundo de mi corazón, para ti, Tato.

30-06-2003