Inicio » General » Historias de amor

Historias de amor

Cora

Alguien encontró a una cachorrita en un descampado con la pata rota y nos dijo que si no nos la quedábamos la llevarían a la perrera, con el final que ya os podéis imaginar. Así que decidimos quedárnosla, y la llevamos al veterinario y la curamos.

Halley venía siempre con nosotros a todas partes; era la perra más inteligente que he visto en la vida, y muy cariñosa y noble. Cuando íbamos al campo siempre nos la llevábamos con nosotros. En esas ocasiones aparecía a investigar un gato negro muy curioso, y de tanto andar por allí se hizo muy amigo de Halley. Cuando la perra llegaba al campo el gato aparecía para saludarla y se fundían en un abrazo. Os aseguro que es cierto, se quedaban abrazos un gran rato aguantándose sobre las patas de atrás, luego él se agachaba y Halley le daba mordisquitos en el cuello a modo de masaje. Era un verdadero amor entre gato y perra.

Pero un día llegó la mala suerte: Halley se despistó y murió ahogada. A partir de entonces cada vez que llegábamos al campo el gato negro no paraba de dar vueltas al coche, maullando como un desesperado. Así durante un par de meses, hasta que un buen día desapareció. ¿Qué fue de aquel gato? No quiero pensar que murió de amor pero... os aseguro que sufrió muchísimo por la pérdida de su gran amada.

14-04-2003