Inicio » General » La historia de mi gata Boleta

La historia de mi gata Boleta

Xispa

Mi gata Boleta vino a mi vida en circunstancias especiales. Yo ya tenía 27 años y hacía muchos que no tenía gatos, ya que de una casa en el campo me trasladé con mi familia a vivir a un piso.

BoletaEntonces enfermé de varicela, una enfermedad que es mejor pasarla en la infancia. Mi padre subió de la calle un cachorro de gato y resultó ser una gata. Le puse el nombre de Boleta (Bolita en castellano).

Siempre tuvo muchos problemas estomacales porque sin saberlo era portadora de la leucemia felina, aunque nunca le hicieron el test Elisa, pero los síntomas según el segundo veterinario se correspondían. Cuando tuvo un año y medio la hice castrar.

Sus problemas de salud fueron continuos porque la veterinaria que tenía no supo diagnosticar lo que realmente le pasaba. Quizás la culpa también fue mía por no ir a otro veterinario y confiar en ella. Me decía que comiera hierbas, le daba antibióticos y nada más, pero en aquella época, finales de los años 80, en la zona de España donde vivo no había mucho para elegir.

Cuando Boleta ya tenía 9 años pude cambiar de veterinario pero un cáncer linfático ya se le empezaba a desarrollar, y a causa de la enfermedad se quedó ciega de un ojo.

El nuevo veterinario la controlaba bien y así fue aguantando hasta cumplidos los 15 años. Entonces la enfermedad ya se le había pasado al estómago y a los intestinos, ya no aguantaba ni el pienso especial ni el agua, todo lo vomitaba.

En diciembre del año 2003 empeoró considerablemente, sus heces eran líquidas y cubiertas de sangre. Finalmente, a principios de enero de 2004, tuve que tomar la decisión de hacerla eutanasiar. Solo diré que llegó a pesar 1 kilo 800 gramos.

01-11-2004