Inicio » General » Mi gato Glorió

Mi gato Glorió

Gerson

Esta es la historia de mi gato, llamado Glorió, un gato muy regalón pero algunas veces muy enojón. Falleció en el verano del año 2005, pero lo que recuerdo más bien fue el último día que estuve con él.

No sé si habría presentido que lo esperaba la muerte. Me acuerdo de que cuando me fui a acostar me siguió hasta la cama y se acostó mirándome muy triste. Yo estaba sorprendido por tanta atención en mí. Agarré a mi gato, lo puse sobre mí y lo empecé a acariciar mientras él se acomodaba en la cama.

Luego de un rato se quedó completamente dormido, y yo tratando de no moverme mucho para que no despertara. Después de una hora sentí que se despertaba y salía por la ventana. No se lo impedí, porque la arena sanitaria ya se había acabado, y lo dejé para que fuera a hacer sus necesidades.

Lo que me sorprendió fue que no llegó al otro día. Ya eran las 9 de la mañana y me vestí para acompañar a mi mamá a comprar las cosas para el desayuno. En el momento en que abrí la puerta para salir al patio delantero vi un extraño bulto negro. Me detuve a mirarlo por dos segundos: ese bulto que yo vi era mi gato tirado en el suelo con los ojos entreabiertos y la boca abierta. Y me di cuenta de que a mi gato lo envenenaron.

No pude acompañar a mi mamá a comprar por el dolor que sentía. Luego de tres horas de tristeza llegó la vecina de la otra casa, que hoy en paz descansa. Llamó, salió mi mamá a ver qué quería, y le dijo que mi gato había dejado embarazada a su gata, y que luego para pasar el dolor fuéramos a elegir un gatito. Todos los gatos eran muy parecidos a Glorió, y elegí al que más se le parecía.

Hoy mi gato cumple cuatro años: un récord, ya que es el que ha vivido más con nosotros. Es un pequeño diablillo, y por eso mi mamá le puso el nombre de Azrael. Y hasta hoy sigue haciendo maldades.

En memoria de mi gato Glorió, que me dejó un gran regalo.

14-07-2009