Inicio » General » Ton Pumuky, la historia de un gato con suerte

Ton Pumuky, la historia de un gato con suerte

Maralvarez

Así es como conocí y encontré a Ton Pumuky... Nació este verano en una urbanización de Madrid. Fue repudiado por su madre y estuvo vagando solo varios días por esta urbanización. Algunos vecinos le daban algo de comer y los niños jugaban con él, pero el gato estaba prácticamente desatendido.

Ante estas circunstancias, un amigo que vive en dicha urbanización y yo decidimos adoptarlo (de ahí su nombre compuesto, Ton por mi amigo y Pumuky por mí). Cuando lo recogimos tenía los ojos llenos de legañas, y con una pomada que nos recomendaron poco a poco se le fueron poniendo bien. El caso es que mi amigo trabaja fuera de la Comunidad de Madrid y al finalizar el verano tenía que regresar a su lugar de trabajo y no se podía quedar con el misifú. De esta manera, Ton Pumuky entró en mi hogar. Yo siempre quise tener un perro, pero la verdad es que estoy encantada con el gato.

Al día siguiente de llegar el gato me encontré vomitones por toda la casa y en algunos había gusanos. Por este motivo me lo llevé a la veterinaria, que me lo desparasitó y poco a poco le fue poniendo todas las vacunas, le hizo la prueba de la leucemia que resultó negativa, le puso el microchip y no sé cuántas cosas más, porque cada quince días íbamos a verla. Por fin, en diciembre acabamos de ponerle todas las cosas y volveremos en marzo para hacerle una revisión, pero todo va bien. La veterinaria está encantada con él porque con todas las inyecciones que le han puesto no se ha quejado ni una sola vez, ni les ha hecho un mal gesto.

La verdad es que el gato tiene un carácter buenísimo, y toda mi familia está embobada con él, aunque mi madre dice que es muy feo, algo de lo que yo discrepo sensiblemente.

Y esta es nuestra historia.

30-01-2004